Atlético: parches con algo de felicidad

El plantel “decano” visitó el Hospital del Niño Jesús.

20 Ago 2017
1

PARA LA FOTO. Sbuttoni posa con otro de los niños en la visita que realizó el plantel al Hospital del Niño Jesús, en la capital de nuestra provincia. El defensor estuvo acompañado por todos sus compañeros. la gaceta / foto de Analía Jaramillo

Fue una imagen tan tierna como fuerte. Cristian Lucchetti cargaba en brazos a un bebé dentro de una de las salas de neonatología del Hospital del Niño Jesús, ayer al mediodía. Con las mismas manos que ataja pelotas y brinda alegrías a los hinchas de Atlético, sostenía a la criatura mientras la mecía, balanceando su cuerpo -muy lentamente- de un lado al otro. Hasta allí, el escenario enternecía más de lo que dolía.

Quizás al saber que Fernando, el niño de apenas meses de vida que Lucchetti tenía en sus manos, había nacido prematuramente y su pequeño cuerpito ya había sufrido cinco operaciones, comenzó a ser un poco más triste.

“Fue bastante fuerte, como todos los años”, describió el arquero a una nueva visita del plantel de Atlético al hospital de niños. Se trata de una costumbre que ya tiene varios años en el “Decano” y que retomó en 2012.

Los jugadores arribaron al establecimiento luego del entrenamiento matutino en el estadio y el plantel, en su totalidad, se trasladó al pasaje Hungría 750 para hacer lo que estaba haciendo el arquero “Decano”: con ternura y la estampa de un ídolo reconocido, aliviar mínimamente el dolor de chicos y grandes, que en este caso eran los padres que los acompañaban en las habitaciones. “Por lo menos, por un ratito, hicimos que se distraigan. Es muy duro para los chicos y también para los papás”, agregó el arquero que se quedó unos minutos con Fernando y sus padres.

Luis Rodríguez fue otro de los ídolos presentes y de los más solicitados por los chicos, padres, empleados y médicos, como sucedió con el “Laucha”. El “Pulguita” -entre varias camas que visitó- se lo vio cómodo en una en la que el pequeño Nicolás esperaba.

Entre sus sábanas ya tenía un muñeco de Spiderman con el que el goleador se puso a jugar, ayudado de un auto de colección. El jugador le sumó un peluche a su arcón de juguetes más que en nada iban a compensar su dificultad física pero que le sacaron varias sonrisas a él y su papá. “Tiene un problema en los riñones y tuvieron que sacarle uno por una infección. Fue difícil”, contó el simoqueño que también se vio tocado por la situación, como cada año que asiste al evento solidario.

Guillermo Acosta también admitió que lo vivido fue algo movilizante. El “Bebé” se detuvo con varios niños para escucharlos y entregarles los juguetes que tenían a disposición. “Para mí fue muy emocionante. Sacarle una sonrisa a los niños es increíble. Se pusieron felices de vernos”, explicó el volante que se hubiese quedado más tiempo a disfrutar con los niños, en la víspera de su día.

Pero no solo los históricos se compenetraron con la visita. Alejandro Sánchez, el nuevo arquero suplente, Gervasio Núñez y varios de los refuerzos no solo dijeron presente sino que interactuaron de la mejor manera con los niños. “Estoy muy contento por poder colaborar. Esto los hace feliz”, dijo el formoseño. Después de todo, de eso se trataba la visita. No solo aportar desde lo material, sino también desde los afectos. De llenar esas salas de un clima que generalmente no es habitual: el de alegría.

“Es un día de fiesta en el Hospital de Niños. Visitamos a nuestros pequeños pacientes junto a los jugadores del equipo de Atlético . Les agradecemos por tantas sonrisas. Nos llenaron el alma”, manifestó, Rossana Chahla, Ministra de Salud de la provincia, quien acompañó a los futbolistas durante la visita.

Además de Chahla estuvieron la directora del hospital Cristina García de Alabarse, y los dirigentes “decanos” Enrique Salvatierra y Liz Mulki.

Comentarios