La fiesta de "Fénix": Fuera de Foco renace de sus cenizas

19 Ago 2017
1

REABRE HOY

• Desde las 22, Fuera de Foco vuelve a funcionar en Mendoza 2.062.

Reabre Fuera de Foco y lo hace con todo. Esta noche habrá fiesta y arte en el espacio de barrio El Bosque que cerró transitoramente hace unos dos años, y que retorna con una convocatoria que hace referencia al personaje mítico que renace de sus cenizas.

En “Fénix” se anuncia de todo: danza aérea con El Espejo; teatro con “Humanos de humo”, “La celebración” y Casa Luján; música con Leandro Silva, Cecilia Rosales, Sofía Mangini, Flavio Viera y Carlos Andújar; teatro danza con Vuelta Isla; danza con el Grupo Ambulantes; poesía con Mariana Salvatore, Augusto Obeso y Fabricio Jiménez Osorio; artes visuales con Habib Caleb; y cine con Virginia Agüero y Verónica Quiroga, entre mucho más. Y, por supuesto, los anfitriones, Manojo de Calles, que dirige Verónica Pérez Luna.

“Estamos apostando, más que nunca, al arte, que es la única herramienta de lucha ante el gobierno de turno, que empuja al cierre de los espacios culturales autogestionados. Por eso es que incorporamos a artistas jóvenes deseosos de una transformación real, como Yoca Gil y Federico Galetti, que nos estarán acompañando en la gestión”, señaló la directora teatral.     

Pérez Luna destacó que la reapertura implica reciclar y reactivar el lugar con sus propias manos, y sumar gente nueva para ser un espacio abierto a las propuestas de arte en pequeño formato, que busquen la calidez del contacto íntimo con el público y con búsquedas estéticas propias.

El origen de Fuera de Foco fue en mayo de 2011, cuando se instala en un lugar que había sido el taller del pintor Exequiel Linares y de la escultora Yolanda del Gesso, referencias del arte plástico en el país, y por donde pasaron muchos de sus discípulos y amigos. “Sin duda, esa energía artística nos contagia con su mística. Cuando llegamos, el lugar estaba sin habitarse y al mes ya estábamos trabajando a pleno, con funciones de teatro, ensayos, muestras, seminarios y recitales. Le fuimos imprimiendo nuestra propia identidad, caracterizada por la estética sensual, diversa y festiva de Manojo de Calles, que ya tiene cerca de 25 años de existencia”, recuerda.

Uno de los objetivos que desarrollaron, y que volverán a desplegar ahora, es la relación con los vecinos a partir de actividades en los espacios públicos, intervenciones urbanas y trabajos con las escuelas Urquiza y Patricias Argentinas. “Queremos exponer puntos de vista diferentes y diferenciadores, por sus características experimentales, informales, híbridas, por ser imposible una clasificación o por su accionar transgresor, en perspectiva ante los retos de la globalización cultural y el desafío de las desigualdades sociales”, apunta la teatrista.

Comentarios