“Apostamos a tener un sistema integrado entre las barreras fijas y las barreras móviles”

Roberto Sánchez Loria pondera el trabajo con las camionetas, y Antonio Bellomio deja definiciones

19 Ago 2017
1

EN TUCUMÁN. Los controles camineros a todo tipo de transporte se realizan a cualquier hora y en cualquiera de las rutas de acceso a la provincia.

CITRICULTURA 2017

El lunes 5 de julio, la Asociación Tucumana del Citrus (ATC) y el Gobierno de Tucumán pusieron en marcha un convenio de trabajo conjunto con la puesta en marcha de las denominadas “barreras móviles”, como parte de la lucha en prevención del ingreso a la provincia del HLB (Huanglongbing), o “dragón amarillo”, una enfermedad que es mortal para las plantas cítricas y sin cura hasta ahora en el mundo.

Esas “barreras móviles” se corporizan en camionetas equipadas con moderna tecnología, a cargo de técnicos inspectores capacitados y agentes de policía, con la finalidad de detener a todo tipo de vehículo en las rutas de acceso a Tucumán, con la finalidad de verificar si transportan fruta cítrica y/o material vegetal sin la debida autorización (Documento de Tránsito Vegetal-DTV) vigente por ley.

LA GACETA conversó con el ingeniero Roberto Sánchez Loria, presidente de la Asociación Tucumana del Citrus (ATC), sobre los resultados que ha tenido hasta ahora la actuación de estas “barreras móviles”.

“Los barreristas están muy activos, con mucho trabajo. Estas patrullas móviles conforman un sistema dinámico que está funcionando muy bien y generando una casuística que resulta de gran interés, aportándonos muchos datos que nos permitirán mejorar nuestra estructura de prevención contra el HLB. Estamos gratamente sorprendidos por estos primeros resultados obtenidos con la gestión de este sistema”, comenzó diciendo. “También esto sirve para potenciar la gestión de las barreras fijas. Por eso, estamos tratando de ir a un sistema integrado entre barreras fijas y barreras móviles con plena interconexión, lo cual potenciará nuestro sistema de prevención”, afirmó.

“Nosotros estamos tratando este problema, la amenaza del HLB, con la seriedad e intensidad que el momento exige. Es que le estamos transfiriendo a la sociedad, el hecho de que hay una gestión seria e importante en materia de controles, lo que suponemos debería redundar en un mayor ordenamiento y puesta en reglamento de los movimientos de materiales vegetales que se producen dentro del territorio de la Provincia de Tucumán”, precisó el presidente de la ATC.

Poniendo un freno

El ingeniero agrónomo Antonio Bellomio es el Coordinador de las Barreras Fitosanitarias Móviles, quien brindó precisiones de la tarea que desarrollan durante el programa radial “Azúcar, limón y algo más”, por Radio Universidad.

“El objetivo de las ‘barreras móviles’ es frenar toda amenaza que llegue de afuera e intentar regularizar lo que circula en la Provincia de Tucumán. Los tiempos se han terminado; hay que actuar. La misión de las ‘barreras móviles’ es la de actuar ante el probable ingreso de la enfermedad. Tenemos un frente muy permeable al ingreso de fruta sin documentación válida, lo que conforma una actitud delictiva de quienes proceden de esa manera y tratando de evadir los controles y las reglas”, señaló el profesional.

“Toda la actividad está trabajando con conciencia para detener al HLB y su potencial ingreso con acciones directas y concretas”.

Bellomio fue también contundente en otros aspectos del trabajo que despliegan.

“Las ‘barreras móviles’ son y serán inflexibles con el movimiento y manejo de la fruta indocumentada. Me dijeron: ‘ingeniero; avance hasta el hueso’, y así estamos procediendo”, dijo con claridad.

El jefe de las ‘barreras móviles’ reconoció que “hay productores imprudentes, hay empresas imprudentes, hay barreristas imprudentes; por lo tanto, el sistema no funciona como corresponde”. “Con la ‘barreras móviles’, al menos, estamos evitando que la fruta se nueva en forma irregular, ilegal”. “Por eso, considero que estamos ante la gran oportunidad de poner orden en el tráfico de este tipo de mercadería vegetal”, dijo. El ingeniero agrónomo aclaró que “en el interior de Tucumán no hemos interdictado mercadería que venga de afuera, pero no nos quedamos conformes ni tranquilos”.

Irresponsables

Debo decir, también –agregó-, “que esta campaña hubo intermediarios, comercializadores de fruta, absolutamente irresponsables; quedó demostrado que ingresó fruta proveniente del NEA. Ellos (los intermediarios) también deben tener conciencia sobre lo que están haciendo y del peligro en que ponen a Tucumán. Esto no puede ser así; hace unas tres semanas ingresó de nuevo fruta fresca del Litoral, pero no es una información constatada”. “Esto demuestra que sigue habiendo gente dispuesta a no respetar las reglas”.

A modo de ejemplo, mencionó que el viernes 11 del corriente, en La Florida, detuvieron un camión con envases de segundo uso. “Se trata de gente que sigue insistiendo con trabajar de esa manera. Es que hay en juego dinero e intereses personales”, señaló.

Según Bellomio, esta consecución de problemas e infracciones “es porque hay integrantes de la cadena citrícola que no cumple honestamente con su función; el barrerista que no controla y deja pasar cargamentos; el intermediario que trae fruta de afuera; el señor que viene de Córdoba con fruta ‘mala’; el que trae fruta de Catamarca sin DTV; y hay casos de fruta que llega de Salta y no sabemos cómo viene”. “En una palabra: el sistema tiene que ponerse al día; esa es la intención”, aseveró.

Comentarios