Trágico ataque de pandilleros a un hospital en Guatemala

El país lidia con las sangrientas maras, al igual que El Salvador y Honduras. Pacientes y empleados en peligro

17 Ago 2017
1

EN MEDIO DEL CAOS. Los pacientes fueron trasladados a un hospital vecino, luego del tiroteo. reuters

CIUDAD DE GUATEMALA.- Al menos siete personas murieron y 12 resultaron heridas cuando un grupo de pandilleros de la Mara Salvatrucha asaltó un hospital de la capital guatemalteca para rescatar a un preso.

A primera hora de la mañana, los agresores irrumpieron en el área de emergencia del hospital disparando fusiles de alto calibre. El ataque, que dejó varios heridos, ocurrió ayer, se realizó aprovechando el traslado del prisionero a la emergencia del hospital público Roosevelt, el segundo más grande del país, para un chequeo médico.

Anderson Daniel Cabrera Cifuentes, pandillero de la Mara Salvatrucha, venía a una revisión médica. Hemos capturado a cinco personas con armas de grueso calibre como sospechosos de querer rescatarlo”, dijo a periodistas Jorge Aguilar, portavoz de la policía nacional.

Después de todo el caos vivido en el hospital, los delincuentes lograron su objetivo, pues el reo Cabrera Cifuentes se fugó del centro asistencial, mientras la policía capitalina realizaba una desesperada búsqueda dentro del centro asistencial para descartar la posibilidad de que aún continúe dentro del edificio, reportó el diario local Prensa Libre.

“La información que me ha dado el personal es que fallecieron seis personas”, dijo en rueda de prensa Marco Antonio Barrientos, subdirector del hospital. “Todo el mundo tiene pánico, todo el mundo tiene miedo de que comiencen a disparar”, agregó.

Entre los fallecidos habría tres guardias de seguridad y un conserje del centro médico, dijo a la prensa Edwin Bravo, director del hospital San Juan de Dios, donde están llevando a los heridos.

“Hay guardias del hospital y de la Policía Nacional Civil muertos dentro del hospital”, dijo el director de la institución de atención médica, Carlos Soto.

Pacientes en muletas y sillas de ruedas evacuaban el hospital mientras los agentes continuaban buscando a los asaltantes en el edificio.

Al igual que El Salvador y Honduras, Guatemala lidia con la violencia de las pandillas o maras, especialmente las poderosas Mara SalvaTrucha y su rival Barrio 18, aunque las estadísticas de homicidios por este flagelo son inferiores a las de sus vecinos centroamericanos.

Previamente este año, varios ataques simultáneos de pandilleros contra policías en Guatemala dejaron al menos dos agentes muertos y ocho heridos.

“Nos sentimos indignados y repudiamos este hecho de terrorismo que costó la vida de siete guatemaltecos”, dijo el presidente guatemalteco, Jimmy Morales.

Soto señaló que a partir de ahora no permitirá que los presos sean atendidos en el hospital, un tema que meses antes ya habían planteado médicos y autoridades de centros nacionales por los frecuentes ataques entre pandilleros. (DPA)

Comentarios