Asaltó a un adolescente, pidió rescate por su celular y fue atrapado

El ladrón citó a la víctima frente a una escuela del barrio Oeste II para hacer la transacción, pero acabó acorralado por un grupo de policías

17 Ago 2017

Un hombre de 36 años y su cómplice, de 26, quedaron tras las rejas cuando intentaron pedir rescate por un celular que le habían robado a un adolescente en el cerro San Javier. Los aprehendidos tenían el objetivo de irse de la reunión con $ 5.000 en las manos, pero en vez del dinero, se retiraron de allí con esposas.

El asalto ocurrió el lunes, cerca de las 18, cuando un joven de 13 años pedaleaba por la rotonda de la avenida Perón de Yerba Buena, al pie del cerro. Un hombre lo interceptó, le mostró un cuchillo y le dijo que le entregara su bicicleta y su celular, un iPhone 7 Plus. Esa misma tarde, la madre de la víctima hizo la denuncia, pero no hizo falta que salieran a buscar al ladrón: él los contactó.

A través del aparato robado, el asaltante citó a su víctima al otro día, a las 23, para encontrarse frente a la Escuela de Comercio 1, en el barrio Oeste II. Allí, según le había asegurado, le iba a devolver el aparato si le pagaban $ 5.000.

La fiscalía de turno, entonces, le ordenó a la división Delitos Contra la Propiedad que se presentara en ese lugar con el padre del adolescente. A uno de los efectivos se le encargó la seguridad del hombre en todo momento; a los otros, que atraparan a los ladrones.

A las 23, los dos delincuentes ya estaban en la entrada de la escuela. El padre del adolescente llegó con su custodio como si este fuera un amigo. En un vehículo particular, esperaba un grupo de policías una seña secreta.

Al ser reconocido el teléfono por su dueño, el efectivo hizo la seña esperada y todos los efectivos se lanzaron a atrapar a los ladrones. Estos corrieron e incluso atacaron a trompadas a los policías para evitar su detención. Sin embargo, ambos quedaron reducidos y fueron sacados del lugar de inmediato; es que varios vecinos de la zona habían salido al escuchar los gritos y habían comenzado a insultar a los efectivos. De hecho, según fuentes policiales, más de uno habría amagado con sumarse a la pelea en favor de los asaltantes.

Comentarios