Los pilotos tucumanos tienen distintas cosas por lograr el fin de semana

16 Ago 2017

Con la octava fecha del certamen de la Clase 2 del Turismo Nacional a la vista, hay cuentas pendientes que todos los pilotos tucumanos tienen por saldar en esa carrera. En el autódromo de Toay (La Pampa), Pablo Ortega se debe una actuación acorde a su estatus de candidato al título; Maximiliano Bestani una tarea que le permite quedar, al menos, en el top ten del torneo; Juan Ortega un cambio de timón que le permita olvidar sus últimos magros resultados; Lucas Mohamed una carrera que lo ponga más a tiro de un podio, y Bernardo Ortega (h) una presentación que valide sus antecedentes, en su primer desafío en la categoría lejos de Las Termas, que es la única pista en la que corrió hasta el momento.

“La expectativa está puesta en que el auto ande mejor de lo que viene andando, para así poder tener un buen fin de semana y recuperar algo de lo que vengo perdiendo” aseguró “Pabloso”, que corre con un Fiat Palio. Al mismo tiempo, dijo no estar obsesionado con volver ya mismo a la punta del campeonato. “Con recuperar un puesto me conformo. No queda otra que ir a poner lo mejor, esperanzado en que todo salga bien.”

“Busco hacer un trabajo que me permita volver a estar entre los mejores diez ubicados del campeonato. La base para lograr eso es estar bien y trabajar para ir de menor a mayor”, aseguró “Maxi”.

“La Pampa me cae bien” afirmó el piloto del Renault, aunque también admitió que la suerte no lo acompaña demasiado en esa pista. “La gran clave será cómo vaya a funcionar el auto, ojalá esté como en Las Termas.”

“Juanoso” contó que el Clio que manejará no se le tocó nada con respecto a la carrera en Las Termas. “Voy tranquilo. Con el equipo contamos con los parámetros de la carrera pasada en Toay con este auto, así que tenemos esa referencia, como punto de partida”, analizó el corredor. Y agregó: “este es un circuito donde se dan mucho los sobrepasos y se utiliza bastante la succión. El plan es correr con inteligencia.”

Lucas presentará en su VW Gol Trend un nuevo sistema en el eje trasero, con el plan de que no se le complique doblar en las curvas. “Lo demás está todo en orden, incluso terminamos de armar el coche con bastante anticipación. Con respecto al plan que le hice a principios de temporada, estoy a la búsqueda de pelear más adelante. Quiero ganar”, señaló.

Lo de “Beroso” será una experiencia inédita, pero él se la tomó con calma. “Estuve haciendo la última parte de la dieta precompetitiva y completé la actividad física; el jueves, cuando llegue a La Pampa, la retomaré, para quedar listo para la competencia. El resto todo bien. Al auto se le cambiaron muchas cosas que deberíamos haber cambiado antes, como tornillos y rulemanes, algo que me permitirá que no me quedé por cualquier cosa”, aseguró el piloto del Clio.

comentarios