Tafí del Valle: “aquí el consumo de drogas es algo incipiente”

El intendente Yapura Astorga descartó la hipótesis de que en Tafí del Valle se acopia estupefacientes, como sostiene Gendarmería El ministro Amado advirtió que los Valles son un lugar de paso en la cadena del narcotráfico y se sumó a la postura del jefe comunal

15 Ago 2017

“En el marco del problema que representa la droga en el país, Tafí del Valle es una isla. Y lo aseguro yo, que me jacto de que después de Dios, soy el que más sabe de las cosas de este lugar”. Con estos términos, y visiblemente molesto, se despachó ayer ante LA GACETA el intendente Jorge Yapura Astorga al ser consultado sobre las sospechas que tiene Gendarmería Nacional de que la villa turística es un centro de acopio de estupefacientes. Esa hipótesis se robusteció cuando este fin de semana se secuestró en el límite de Córdoba y Catamarca 250 kilos de cocaína que habrían salido de Tafí del Valle.

“Lo que se dice nos causa un enorme perjuicio en el turismo. Y me llama poderosamente la atención que se largue esto cuando aquí el consumo de droga es algo muy incipiente, casi no hay consumidores. Este lugar es muy chico y cuando algo irregular sucede, uno se entera rápido. Además tengo muy buena relación con los vecinos”, expuso. Luego , el intendente fue más allá al advertir que permanentemente vive peleando contra la instalación de ese flagelo en el municipio. “Esa actitud la pagué muy cara”, sostuvo sin brindar más precisiones.

Batallón

El ministro de Gobierno y Seguridad, Regino Amado, a tono con el intendente, descartó que los Valles sean un centro de acopio de estupefacientes. En cambio, admitió que en realidad es un lugar de paso del tráfico que tiene su origen en Bolivia. “Precisamente para solicitar la instalación de un batallón de Gendarmería en Capitán Cáceres, a cuatro kilómetros de la ruta 307, argumentamos la falta de control del tránsito que se advierte en los Valles y en otras rutas que se intercomunican en la provincia”, dijo el funcionario. “Es una zona muy vulnerable para el narcotráfico”, resaltó. El batallón, que se instalaría con más de 150 efectivos, tendría la función de controlar los transportes que bajen desde los Valles y otros vehículos que se movilizan en el interior tucumano. Se espera que haya ccontroles permanentes en Alberdi y La Madrid. La dotación se ubicará en el edificio remodelado de la ex Escuela de Policía a inaugurarse en noviembre próximo.

Los vecinos también coinciden que los Valles son un lugar de tránsito de la droga y reconocieron que hay consumo, pero muy reducido.

“Hace rato que se viene hablando de este problema, pero principalmente se da en El Mollar durante el verano. Nosotros tratamos de que los males que trae el hombre blanco no nos contaminen. De ahí que dictamos charlas a los chicos en las escuelas”, dijo Santos Pastrana, cacique de la comunidad indígena local.

“No es un problema que hay que desconocer, porque en El Mollar se descubrieron hasta plantaciones. Pero en esto no está involucrada la gente local. Si eso sucediera ya nos habríamos enterado. Es que en los 14 barrios tenemos delegados con los que nos reunimos y conversamos de lo que pasa en cada lugar”, apuntó el dirigente. “Aquí llega mucha gente de otros lugares y se instalan con hábitos de consumo que son ajenos a nosotros. Y eso se nota más en el verano cuando la villa se llena de gente. En mi caso tuve problemas con una persona a la que luego le descubrieron que tenía plantaciones de marihuana”, comentó

Pedro, un vecino que prefirió que no se publicara su apellido, expresó: “creo que la mayor cantidad de drogas se moviliza por la ruta 307 y baja desde la nacional 40. Deberían reforzarse allí los controles”.

La situación de descontrol, según advierten los pobladores, se profundiza en estos tiempos en que el puesto fijo de la Policía provincial, instalado en La Mesada (Acheral), dejó de operar todos los días, para hacerlo ahora de vez en cuando.

Comentarios