El nuevo desafío para San Martín está en marcha

1

PRIMER TROTE. Diego Martínez, Sebastián Prediger, Ivo Chaves y Walter Busse encabezan uno de los pelotones; los siguen Francisco Oliver y Rolando Serrano. la gaceta / foto de Analía Jaramillo

Ayer, en el complejo "Natalio Mirkin", el plantel "Santo" comenzó la pretemporada de cara a la próxima temporada de la B Nacional que comenzará el 16 de septiembre. Hubo muchas caras nuevas.

11 Ago 2017

Mañana diferente en el complejo “Natalio Mirkin”. El sueño de pelear el ascenso a Primera División se puso en marcha en San Martín.

Muchas caras nuevas, algunas conocidas y otras que, quizás, no volverán a aparecer por el predio durante el próximo año. Así comenzó una jornada que Diego Cagna y sus colaboradores utilizaron para comenzar a familiarizarse con sus nuevos soldados.

Luego de calzarse la indumentaria de entrenamiento, los jugadores quedaron en manos del profesor Diego Riberi, que junto a la nutricionista del plantel, Agustina Ramón Rintoul, se encargaron de darles la bienvenida a los futbolistas, evaluando cómo llegaron luego de algunas semanas libres.

“Realizamos una serie de tests descriptivos. La idea es, a partir de estas evaluaciones, conocer un poco más al atleta desde lo físico. Los estudios estuvieron centrados en la antropometría para ver la composición corporal, velocidad y un test de asimetría entre las piernas para ver las deficiencias que hubiese y así poder prevenir futuras lesiones”, le explicó Riberi a LG Deportiva. Agregó que hoy seguirán con las evaluaciones, para dejar todo definido de cara a la pretemporada que se realizará a partir del domingo en Perico. “Vamos a realizarles unos tests de velocidad, resistencia a la velocidad y potencia aeróbica. Con todos esos valores vamos a ver qué tipo de trabajos implementaremos durante la etapa más fuerte de la pretemporada. Si bien falta que estudiemos en profundidad los valores que arrojaron las primeras pruebas, creemos que todos los jugadores están muy bien”, agregó.

Terminadas las pruebas que se llevaron a cabo en el gimnasio ubicado en el primer piso del edificio del complejo, el plantel se dirigió hacia la cancha principal, donde sólo se dedicaron a realizar algunos trotes.

Para el de una práctica normal en un plantel profesional, el clima fue particular. Las bromas casi no aparecieron en escena. Pero claro, a medida que pasaron los minutos, los futbolistas comenzaron a tomar confianza entre sí. “Fue muy lindo el primer día de trabajo. El primer contacto con mis compañeros fue bueno y se ve que hay buen material en todo sentido. Vamos a conformar un lindo grupo de trabajo”, aseguró Franco Costa, uno de los más “chiquitos” del grupo.

El delantero, que llega desde Flandria, quedó impactado con el complejo “santo”. “Es impresionante el predio. Tenemos todas las comodidades y todos se brindan por completo. Está todo dado para que podamos hacer bien las cosas. Espero que este sea un gran año. Lo único que queremos todos es poder lograr el ascenso. Para eso nos contrataron y a eso vamos a apuntar”, sentenció el jugador nacido en las divisiones inferiores de Arsenal de Sarandí.

Se fue el primer día de la pretemporada en Cebil Redondo. El sueño de llegar a la máxima categoría se puso en marcha. Pero claro, queda mucho camino por recorrer; por eso nadie quiere adelantarse a los hechos.

Comentarios