Nuevas notificaciones oficiales matutinas complican a Neufeld

Otras cinco cédulas controvierten la versión del jefe de los notificadores de la capital. Los papeles con el sello y la firma del secretario corroboran que este notificaba en el horario en el que enseñaba gimnasia

10 Ago 2017
1

Facsímiles de los instrumentos de los casos “Núñez”, “Martínez”, “Pereyra”, “Sánchez Castillo”, “Olivera” y “Osores” que indican que Neufeld practicaba notificaciones en el horario en los que decía estar enseñando gimnasia.

El hallazgo de nuevas notificaciones practicadas a la mañana con el sello y la firma del funcionario judicial y personal trainer Enrique Rodolfo Neufeld volvió a resquebrajar la versión que este dio en su demanda laboral contra el gimnasio Altos de Urquiza. Neufeld, hoy jefe de los oficiales notificadores de la capital, había dicho a la Justicia que en el período 2012-2015 ingresó a las 7 al Palacio de Justicia de donde se iba a las 8.30 para desempeñarse como instructor de 9 a 13 y que a esa hora retomaba sus funciones de oficial notificador hasta las 20. Pero ya son seis los instrumentos oficiales que corroboran que Neufeld notificaba en el horario y en la época en los que enseñaba gimnasia.

Las últimas cinco cédulas aparecieron entre las fojas de los procesos laborales “Nuñez” (expediente 2.258/11); “Martínez” (expediente 1.183/08); “Pereyra” (expediente 703/14); “Sánchez Castillo” (expediente 1.679/13) y “Osores” (L968/04-Q2). Neufeld anotó que notificó la cédula 1.534 (“Núñez”) el 4/9/13 a las 12.57; la 1.505 (“Martínez”) el 17/6/14 a las 13; la 8.165 (“Pereyra”) el 26/9/14 a las 11.06; la de “Sánchez Castillo” el 21/3/14 a las 8 y la cédula 1.598 (“Osores”) el 3/7/13 a las 13.11. Estos cinco instrumentos oficiales potencian las inconsistencias que había planteado la cédula 2.015 correspondiente al juicio laboral “Olivera” (expediente 1.570/10), donde Neufeld aparece notificando a las 10.15 del 13/8/14.

Tanto la cédula de “Olivera” -cuyo contenido fue publicado en la edición de LA GACETA del 29 de julio pasado- como las restantes forman parte de la documentación requerida por la fiscala Adriana Giannoni (N°8), quien investiga de oficio si Neufeld u otros cometieron delitos (se informa por separado). Lucas Maggio, ayudante fiscal de Giannoni, se dispuso a recolectar notificaciones practicadas por Neufeld en el período 2012-2015 en distintas oficinas de los Tribunales. Aunque la búsqueda procede “juicio por juicio”, habrían encontrado numerosas cédulas con la inconsistencia referida.

Neufeld no quiso hacer comentarios sobre el caso que lo involucra (se informa por separado). En la investigación existen dudas sobre la autenticidad de la caligrafía y rúbrica atribuidas al funcionario judicial y personal trainer: en particular, habría diferencias en los trazos impresos en la demanda laboral y en la cédula correspondiente al juicio “Olivera”. Fuentes judiciales razonaron que o bien un tercero habría practicado las notificaciones haciéndose pasar por Neufeld en el horario en el que este enseñaba gimnasia o bien sería falso lo que aquel alegó ante la Justicia del trabajo para reclamar un resarcimiento por un supuesto despido sin causa. Pero aún hay que ver qué dice Neufeld al respecto.

El 19 de julio, este diario publicó que la Sala VI de la Cámara del Trabajo no sólo había negado la indemnización de $ 258.522 más intereses que el jefe de los oficiales notificadores y personal trainer demandaba al gimnasio sino que había ordenado comunicar “la grave incompatibilidad” detectada a la Corte Suprema de Justicia de Tucumán “a los fines que correspondiere” mediante una sentencia que aún no está firme (Diego Courel, abogado de Neufeld, anunció que pedirá la revisión del fallo). Dicha resolución ingresó al alto tribunal el 13 de junio: 50 días corridos más tarde, el 2 de agosto, los vocales Antonio Gandur (presidente), René Goane, Antonio Estofán, Claudia Sbdar y Daniel Posse decidieron someter a Neufeld a un sumario administrativo.

Comentarios