“No quieren ayudar; lo hacen por la elección”, afirmó Manzur

El gobernador criticó que Desarrollo Social de la Nación no suspenda la asistencia. El programa nacional “Ayudas Urgentes” reflotó los fantasmas de clientelismo político. La Provincia acusó a funcionarios locales de Cambiemos por repartir mercadería a días de las PASO.

08 Ago 2017
1

HASTA EL LUNES. Los galpones del Ministerio de Desarrollo Social, en la calle Guemes, permanecerán cerrados. LA GACETA / FOTO DE DIEGO ARAOZ

El depósito del Ministerio de Desarrollo Social provincial cerrado con una faja que indica que permanecerá así hasta el lunes. Camiones con mercadería del Ministerio homónimo nacional repartiendo mercadería en el sur. Esas dos imágenes, según el oficialismo provincial, grafican las diferencias entre ambos espacios políticos. A seis días de las elecciones, el Gobierno acusó ayer a los referentes locales de Cambiemos de repartir mercadería para intentar captar votos.

“No han aparecido en dos años y faltando días vienen con los camiones a querer entregar comida y cosas. La gente se da cuenta de que no quieren ayudar a los tucumanos; lo hacen por la elección. Esperemos que dejen de hacer cosas que no corresponde”, renegó el gobernador Juan Manzur. El mandatario recorrió ayer el barrio Nueva Esperanza junto al vicegobernador y precandidato del Frente Justicialista, Osvaldo Jaldo; a la secretaria de Gobierno, Carolina Vargas Aignasse y su hermano, el legislador Emiliano Vargas Aignasse.

La controversia por la asistencia nacional había comenzado en julio, cuando el intendente de Tafí Viejo, Javier Noguera, denunció públicamente actividades presuntamente irregulares de camiones de la Nación y del Municipio capitalino (la esposa del jefe municipal, Germán Alfaro secunda a José Cano en la lista de Cambiemos). El fiscal federal Gustavo Gómez había iniciado una investigación. Luego, el viernes la delegada en Tucumán de la repartición, Laura Costa, difundió que se estaba entregando elementos a vecinos de La Cocha que habían sufrido inundaciones y que el operativo del programa “Ayudas Urgentes” no se suspendería por los comicios.

“Dicen que les están entregando a los inundados, pero los inundados están hace casi un año. Hay que parar con esto; nosotros dimos las instrucciones de cerrar los depósitos”, insistió Manzur.

Jaldo celebró que la Nación se haya “acordado” de los afectados ocho meses después, pero cuestionó el momento. “No puede ser que cuatro o cinco días antes de una elección estén repartiendo electrodomésticos y alimentos. La Justicia Federal no puede mirar para otro lado”, instó.

Reiteró, además, que no movilizarán vehículos para el traslado de votantes. Carolina Vargas Aignasse coincidió en que la Justicia tiene que actuar. “Cuando fue la inundación, se comprometieron a enviar $850 millones para obras. ¿Cuánto nos giraron? Nada. Aparecen camiones como ‘ayuda urgente’ en agosto. Urgente era en ese momento”, lamentó.

La indignación del peronismo llegó hasta los tribunales. Los dirigentes Hugo Balceda y Juan Eduardo Rojas presentaron ayer una denuncia federal por la presunta comisión y apología de delitos electorales contra Cano y Costa. Requirieron que, mediante una cautelar, se cierren los galpones. Afirmaron que se violarían las normas que afirman que será castigado quien “compeliere a un elector a votar de manera determinada”.

Comentarios