Instalaciones y esculturas textiles en el Timoteo Navarro

08 Ago 2017
1

MARÍA ROSA MAMANA. Serigrafías y bordados en sus telas y camisas.

El viernes se inaugurarán en el Museo Timoteo Navarro (9 de Julio primera cuadra) dos instalaciones de artistas argentinos: “Esa especie de línea”, de María Rosa Mamana, en la sala Aurelio Salas; y “Tincunacu (encuentro)”, de Tadeo Muleiro, en la sala Spilimbergo.

“Esa especie de línea” es un proyecto de instalación textil, realizada con más de 18 metros de telas y casi 30 camisas intervenidas, bordadas y serigrafiadas. Visualmente se produce un horizonte aparentemente real, de alusiones geográficas pero que devela los cambios de vida y continente en ese tránsito de un espacio a otro.

“Al tomar registro de las situaciones que evocan una transición personal, los objetos cotidianos permiten sublimar las emociones de la partida de los seres queridos y la propia. Aparecen paisajes geográficos y paisajes internos, configuraciones visuales de objetos encontrados, pequeños fósiles y textiles, que permiten al inconsciente reconfigurar esos viajes como una búsqueda de acercar las distancias”, comenta Mamana sobre su propuesta.

Además de la instalación se suman propuestas en otros soportes con serigrafías, sublimaciones y collages, que aportan a esta propuesta de la artista.

Reflexión lúdica

Las obras de Muleiro que se expondrán en la Spilimbergo ponen en escena seres que han creado el universo, le dan curso al mundo y lo transforman. Son esculturas textiles, dibujos, videos y performances, que trazan una narrativa ficcional donde se entrecruzan imágenes sagradas de las culturas originarias de América, seres mitológicos populares y figuras que se asemejan a los personajes de los cómics.

“Tincunacu” hace hincapié en la posibilidad de concebir la obra como el encuentro al que hace referencia su propio nombre, la construcción de un sistema dinámico el cual pueda incluir diversas historias y asumir nuevas formas y soportes. Muleiro organiza, a través del relato, múltiples maneras de pensar la herencia particular e histórica, señala la convocatoria del Ente Cultural.

Con la potencia de un cuento, con el entusiasmo propio de las narraciones orales en una noche de fogón, sus trabajos propician una experiencia vital y una reflexión lúdica.

Comentarios