Sensaciones de todo tipo

Padilla quedó a casi seis minutos del líder; a Morán lo chocaron; “Tomy” y Collado la pelean.

06 Ago 2017
2

SE VAN CONOCIENDO. Para García Hamilton, la carrera es un banco de pruebas para entender el funcionamiento del nuevo VW Gol Turbo que quiere seguir manejando. FOTOS DE MARCELINO MERCADO

Fueron más los que la pasaron mal. A sólo uno le fue bien en la segunda jornada de “La Vuelta a la Manzana”, en Río Negro. El que disfrutó fue Tomás García Hamilton. Los que sufrieron y mucho fueron Gerónimo Padilla, Pablo Morán y Ricardo Collado.

“Tomy”, que corre por primera vez en el VW Gol Turbo MR, sabe que todavía queda mucho por trabajar. “Es distinto. Tiene una velocidad de curva mayor, me sobra camino en muchos lugares. Estoy conforme. Lo bueno es que sé donde estoy perdiendo”, explicó García Hamilton, que está séptimo en su clase, y en la general. “En la primera pasada fui muy tranquilo, viendo qué hace el auto. En la segunda me tiré un poco más, pero de igual manera veo que me saca de lugares que el otro no”, comparó el rendimiento con el Fiat Palio que conducía.

La atención estaba -y sigue- posada en Padilla, que llegó para defender la punta. Hasta aquí, la misión tuvo importantes complicaciones. Primero el vuelco en el súper especial y ayer un neumático. “En el segundo sector destalonamos una goma y perdimos tiempo cambiándola”, indicó el piloto del Peugeot 208 MR.

“Además, tuvimos el agravante del polvo en suspensión de Miguel Baldoni y eso nos terminó de complicar”, explicó. Los inconvenientes lo depositaron en el casillero 18 de la general y en el 14 de la clase. La distancia con el líder, que es también su escolta en la tabla de posiciones, Marcos Ligato, es de casi seis minutos. Si bien la victoria está muy lejos, los puntos en juego de hoy no. “Tenemos el auto entero y vamos a salir a buscar los puntos de la etapa”, afirmó Padilla.

El otro que la pasó mal fue Morán, que primero tuvo un contratiempo con una rótula y luego un choque. El Ford Ka falló en el especial cuatro y quedó detenido al costado del camino. Morán y su navegante Pablo González comenzaron a trabajar sobre la máquina que no quedó bien ubicada. Por ello González se adelantó para advertir a sus colegas. Pero el Ka de Sergio Fernández terminó impactando en la parte trasera del auto del tucumano. La máquina quedó con importantes secuelas y, al cierre de esta edición, trabajaban en ella.

En la Junior, Collado quedó 7°o y 33° en la general. “Corcho” sí festeja su ubicación en la Copa Senior (reservada para mayores de 55). “Seguimos en carrera. El camino se rompió mucho, rompí la pata del motor y el parabrisas”, indicó el experimentado corredor.

Comentarios