Una dieta para no perder nutrientes

Francisco D’Onofrio resalta que la lacto-ovo-vegetariana es completa en cuanto a las necesidades del cuerpo.

06 Ago 2017
1

VARIEDAD. Los lacto-ovo-vegetarianos consumen lácteos y huevos.

Cada vez más personas defienden el estilo de vida vegano. No obstante, hay otras que apuntan que el veganismo no es nada saludable para el organismo, argumentando que el no ingerir proteína animal puede ocasionar graves consecuencias a mediano y a largo plazo.

El nutricionista Francisco D’Onofrio, referente del Programa Provincial de Obesidad, aborda estas dos posturas. El profesional se mostró a favor de que se saque la carne de los platos, salvo en algunos casos. “Es algo que siempre se debe hacer bajo seguimiento de un médico, para que la persona no termine con carencias nutricionales”, aclara. “Quienes más deben tener cuidado son los que están en pleno crecimiento, las mujeres embarazadas y las deportistas de alto rendimiento”, enumera.

D’Onofrio detalla cuáles son los tipos de alimentación vegetariana que se ven hoy en día: “lacto-ovo-vegetarianos” (comen vegetales y productos lácteos y huevos), “lacto-vegetariana” (lácteos y vegetales) y “ovo-vegetariana” (huevos y vegetales. “De todas la más completa es la primera. En esa teóricamente no debería haber déficit de nutrientes. En cuanto a los veganos, que no consumen carne, lácteos, huevos ni ningún otro producto derivado de animales, podrían presentar carencia de hierro y de calcio si no realizan su dieta bajo supervisión”, remarca.

El tema es el siguiente: el hierro -explica el especialista- se absorbe fundamentalmente de la carne y el calcio por los lácteos. Hay vegetales que son fuente de estos minerales, como la lenteja y la almendra, que tienen muchos micronutrientes. El problema es que tienen baja biodisponibilidad (es lo que el organismo absorbe de un alimento). El huevo, la carne y los lácteos tienen alta biodisponibilidad”, aclaró.

“Igual sí se puede mantener una dieta vegana saludable y equilibrada. Hay que controlar el consumo de proteínas y saber combinarlas, especialmente las presentes en los cereales y legumbres. Arroz con garbazo y arvejas es una buena asociación”, recomienda el especialista, y suma a sus propuestas el consumo de quinoa. “Es una fuente importante de nutrientes”, señala. Además, aconseja tomar suplementos de hierro, vitaminas y calcio vía oral.

“Hoy por hoy lo recomendable es comer menos carne. Yo diría que con una vez a la semana es suficiente. Las nuevas Guías Alimentarias para la Población Argentina indican que el 50% de nuestras ingestas tienen que ser de frutas y verduras”, especifica el experto.

Comentarios