Ambientada en Tucumán

Novela de Luis Perinetti Biestro, en 1929

05 Ago 2017
1

LA VIEJA REDACCIÓN. Grupo de periodistas de LA GACETA en 1916. Acaso entre ellos está Luis Perinetti Biestro.

Luis Perinetti Biestro fue un literato y periodista que actuó un tiempo en Tucumán. Lástima que sean muy escasos los datos biográficos que poseemos de su persona. Era porteño -o acaso uruguayo- y consta que se desempeñó como secretario de redacción de LA GACETA por dos años y medio. Se retiró en setiembre de 1918, para dedicarse a otras actividades. Por ejemplo, dirigir el flamante equipo de taquígrafos de la Legislatura Provincial, ese año.

Al empezar la década de 1920 ya estaba en Buenos Aires. Allí compuso, con Ricardo Ricotti, dos libros de lectura para escolares: juntos firmaron “Juventud” y “Colmenares”, estampados por Crespillo Editor. Entre 1926 y 1929, Perinetti Biestro dirigió, con el antropólogo José Imbelloni (que usaba el seudónimo “Dionisio Baia”), una revista mensual, “Pareceres”.

Fue en 1929 que Perinetti Biestro lanzó la novela “Los dioses negros”. Su aparición tuvo gran eco: hasta se hablaba de traducirla al alemán y aún de llevarla al cine. “La obra tiene por escenario la provincia de Tucumán y, especialmente, sus ingenios azucareros. En ella se describen, también con trazos vigorosos, ciertos aspectos de la gran urbe porteña. Pero el libro es tucumano hasta la médula, como lo ha querido su autor”, decía LA GACETA. En este tema de los ingenios residía su “especial interés”, para “La Razón”. A juicio de “La Nación”, Perinetti Biestro se revelaba como un “narrador vivaz y apasionado”. Y para “Crítica” era destacable en la novela “una intensidad dramática que no decae en todo el curso de su desarrollo”.

A pesar del éxito inicial, al poco tiempo “Los dioses negros” entró en el limbo bibliográfico. Hoy, es un libro tan desconocido como inhallable, lo que resulta por cierto una lástima.

Comentarios