Desplazaron a un jefe policial por prohibir que las comisarías tengan mascotas

El titular de la Metropolitana de la provincia de Corrientes tomó la decisión luego de que un perro callejero mordiera a una niña.

02 Ago 2017
1

FOTO TOMADA DE TNCORRIENTES.COM.AR

El jefe del Estado Mayor de la Policía de Corrientes desplazó al titular de la división Metropolitana de esa fuerza por haber prohibido que las dependencias policiales de la capital provincial tengan mascotas, luego de que un perro adoptado por los efectivos de una comisaría mordiera a una niña, según informó hoy la máxima autoridad.

"No se puede echar a los perros y los gatos de una comisaría, pero sí extremar los cuidados para que no muerdan a las personas", aseguró hoy el jefe policial de la provincia, comisario mayor Eduardo Acosta, tras confirmar el desplazamiento del director de Seguridad Metropolitana de la fuerza, comisario mayor Julio César Gómez, quien cumplirá funciones en otra dependencia.

La medida fue dispuesta tras filtrarse a los medios de prensa locales que Gómez dispuso a través de un memorándum la prohibición de que permanezcan perros y gatos en las dependencias policiales de su órbita, en la capital provincial.

"Nosotros evaluamos la medida del memorándum, que estuvo mal redactada y generó toda esta situación", indicó Acosta, quien aclaró que Gómez tenía atribuciones para hacer este tipo de documentos pero tanto la jefatura policial como gran parte de la comunidad está en descuerdo con la prohibición de los perros en las comisarías, según dijo al programa "En el Aire" de la AM LT7.

El episodio que generó el memorándum de la división metropolitana ocurrió en la noche del sábado último, cuando el perro Cartucho, mascota de la Comisaría 7° del barrio Mil Viviendas, mordió a una niña de dos años en la cara y le provocó heridas en un ojo.

En su orden escrita a los 21 responsables de comisarías de la ciudad, el lunes el exjefe metropolitano comunicó que quedaba "totalmente prohibida la permanencia y/o tenencia de animales tanto caninos como felinos dentro de las dependencias policiales", según señala el memorándum al que Télam tuvo acceso.

Sin embargo, hoy la Jefatura de Policía de Corrientes comunicó oficialmente que Cartucho "regresará a la comisaría séptima urbana, donde quedará alojado de manera definitiva con las medidas de prevención y de seguridad del caso y bajo el cuidado necesario, para evitar situaciones como la sucedida".

El animal está en período de observación en un domicilio particular del jefe de la División Canes, comisario inspector Eduardo Ramírez. Cartucho es un perro mestizo, sin adiestramiento, que habita la seccional séptima del populoso barrio Mil Viviendas y lleva el rango simbólico de sargento.

En Esta Nota

Corrientes
Comentarios