Cuáles son los argumentos de los que votan por el "sí" y por el "no" al ingreso de mujeres en el Gymnasium

Los alumnos explicaron algunos de los motivos que generan controversia en la institución.

02 Ago 2017
1

Más del 70% de los alumnos del colegio Gymnasium votó en contra del ingreso de mujeres a la institución que depende de la Universidad Nacional de Tucumán (UNT). Tan solo 108 alumnos (de casi 500) se mostró a favor.

El debate se hizo público la semana pasada. En las redes se viralizó una captura en la que se afirmaba que el claustro docente del Gymnasium se había pronunciado, por mayoría, a favor de aceptar la inscripción de niñas para el cursillo de ingreso al colegio del ciclo 2018. Esa información fue desmentida por la directora de la institución, Sandra Mansilla.

Sin embargo, el lunes, mediante un comunicado de prensa, el colegio informó que el tema estaba siendo analizado. Finalmente ayer, publicaron en la cuenta de Twitter del Club Colegial de la institución los resultados de una votación que se hizo entre los alumnos: la mayoría se mostró en desacuerdo con el cambio.



Durante la próxima reunión del Concejo Asesor Interno se realizará la votación con cada uno de los representantes de los diferentes estamentos. De esta manera se podrá conocer la posición del colegio en general.

LA GACETA consulto a los alumnos para conocer los argumentos que los impulsan a decir que "sí" a las mujeres o a decir que "no". Estos son algunos de ellos.

El "NO"

Las tradiciones

El campamento anual de 12 días, jugar a la pelota en los recreos, cambiarse sin la necesidad de ir a un baño y el bautismo de los ingresantes son algunas de las acciones que los alumnos del colegio Gymnasium consideran como "tradiciones" y que deberán modificar si llegan a entrar mujeres.

Justamente, Juan Pablo Padilla, de cuarto año del colegio, no está a favor del ingreso femenino por miedo a perder estos hábitos. Por ejemplo, en su opinión, el tradicional campamento que realizan todos los años no sería confortable para las mujeres.

“No es por ser machista, pero creo algo que es obvio. Bañarse en un río, vivir en medio del monte por muchos días a las mujeres no les gustaría”, opinó.

“Jugar a la pelota, sacarnos la remera cuando hace calor... son algunas cosas que no podríamos hacer si hubiera chicas”, agregó.

El cambio de estructura

El miedo al cambio y la posible pérdida de la comodidad son algunas de las razones que también inquietan al alumnado del Gymnasium.

Pablo Moliterno es alumno de quinto año y votó por el no. Considera que ambos géneros podrían adaptarse a la convivencia. Sin embargo no lo ve necesario. 

“Habría cambios en las conductas de los compañeros y en la estructura del colegio”, argumentó.

El "SI"

Un derecho

Santiago Ledesma, secretario general del Centro de Estudiantes, dijo que apoya la decisión de la mayoría, porque el debate que realizaron forma parte de un sistema democrático. Pero a él sí le gustaría que ingresen mujeres.

"Yo creo que sí porque es un derecho. Es un colegio público de orientación humanista", dijo Ledesma, de sexto año.

Un plus positivo

Emiliano Herrera Prieto, también de quinto año, votó a favor del ingreso de mujeres a la institución, porque le parece que podría beneficiar al colegio.

"Tenemos muchas tradiciones que respeto y que quiero que continúen. Hay cosas que pueden perfeccionarse y con la presencia de la mujer podemos generar respeto y corregir los errores que tenemos", dijo el alumno.

"El modelo es viejo. Está hace 70 años y el mundo se basa en cambiar y en probar. No es muy sostenible la idea de que no queremos que ingresen mujeres”, aseveró Alex Correa.


Comentarios