Por una infección urinaria de su rival, la pelea de Mena se reprogramó

01 Ago 2017
1

PROMOCIÓN. Mena estuvo en La Ciudadela, en el partido que el viernes jugó San Martín, para promocionar el combate.

“Estoy triste, esto es malísimo”, le dijo Cecilia Mena a LG Deportiva. “La Pantera” tenía una sensación similar a ser noqueda: la pelea del viernes, en Villa Luján, tuvo que ser reprogramada. El motivo fue el estado de salud de la rival, Anahí Sánchez, que tiene una infección urinaria. Por ello el combate en el que iba a estar en juego el título vacante Ligero de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB) se producirá el sábado 9 de septiembre en el estadio de calle Don Bosco.

“Su equipo pasó los informes médicos que certificaban lo que decían. Se que ella se enfermó el jueves y el viernes tuvieron el resultado de los estudios. Pensaron que en 72 iba a estar en condiciones, pero los médicos no autorizaron a que pelee”, contó la boxeadora. Mena además agregó que Sánchez está dolorida y que un viaje no era posible en las próximas horas porque la recomendación era que haga reposo.

La comunicación oficial de la suspensión y reprogramación la hizo la Comisión Municipal de Box de San Miguel de Tucumán. “Lo enviado por la Comisión Municipal de Box de Pergamino: certificado médico, copia de estudios clínicos y certificado de dicha comisión, indican indisposición por infección urinaria de la señorita Anahí Sánchez”, dice el comunicado que también apunta que el trámite fue realizado por Juan Bonet, entrenador de “La India”. “Es un golpe durísimo. La más afectada soy yo. Estoy al 100 por ciento en este momento. Dejé muchas cosas de mi hija para llegar bien a la pelea. Además colaboré con la organización. Estaba psicológicamente bien preparada”, lamentó Mena.

“Lo mismo voy a seguir entrenando de la misma manera, a lo sumo bajaré la intensidad en el guanteo. Algo hizo mal su equipo con respecto a su cuidado”, sentenció “La Pantera”.

Comentarios