Durán admitió que le cedieron obras a su cuñado: "cometí un error y me hago responsable"

Se descubrieron más vínculos familiares que salpican al IPV.

26 Jul 2017

El interventor del Instituto Provincial de la Vivienda (IPV), Gustavo Durán, admitió ante las cámaras de "Panorama Tucumano" que le cedieron obras a la empresa Kursk, perteneciente a su cuñado, Raúl Eduardo Beverina.

"Es una obra de 30 mejoramientos que una empresa local le cedió a Kursk, no se trató de una adjudicación de manera directa. Cometí un error y me hago responsable", reconoció el funcionario.

Durán dijo que "si es que hay alguna normalidad" por el vínculo con Beverina no tiene problema en presentarse (ante la Justicia) y mostrar que todo está en regla. "Yo firmé una resolución en la que le cedemos parte de una obra a la empresa Kursk", sostuvo.

De acuerdo al artículo 18 de la ley de Obras Públicas de Tucumán, no habría una incompatibilidad legal. Sin embargo, en las últimas horas se inició un sumario por un caso similar al coordinador de Programas Federales del Ipvdu, Lucas Barrionuevo.


Comentarios