Vaciaron las góndolas para los dos días de paro en Venezuela

La oposición realizará una medida de fuerza en contra de la Asamblea Constituyente En medio de la protesta, Maduro ratificó la elección del domingo de los 545 miembros del plenario reformador

26 Jul 2017
1

APROVISIONÁNDOSE. La gente compra productos básicos en un supermercado, casi vacío, de Caracas. Reuters

CARACAS.- Los venezolanos se volcaron ayer a los negocios en busca de bienes de consumo para prepararse para la huelga de 48 horas convocada por la oposición desde hoy, en una protesta que busca presionar al presidente, Nicolás Maduro, para que retire su propuesta de una Asamblea Constituyente.

Los dirigentes de la oposición enviaron mensajes a la población para que se aprovisione lo mejor posible para esta semana, cuya agenda incluye el “paro cívico” de 48 horas y una movilización masiva el viernes en Caracas, en un esfuerzo por detener la Constituyente de Maduro, cuyos 545 miembros serán elegidos el domingo. Las compras se efectuaron en los supermercados y comercios de Caracas, mientras en zonas como la región de Táchira, en la frontera con Colombia, varios miles pasaron hacia el país vecino para comprar alimentos.

La oposición ya ensayó una huelga general de 24 horas el jueves, el cual consideró exitoso por el seguimiento de la población. Esa demostración estuvo acompañada por una huelga de transportistas que reclaman un aumento de los pasajes. Esa protesta fue calificada por Maduro como un triunfo del Gobierno, pues estimó que los principales sectores económicos trabajaron casi al 100%, según dijo.

El primer vicepresidente de la Asamblea Nacional (Congreso), Freddy Guevara, confirmó el apoyo del partido Voluntad Popular y de su líder, Leopoldo López, al llamado a la huelga de 48 horas, después de reunirse con el ex jefe del Gobierno español José Luis Rodríguez Zapatero, quien funge como facilitador del diálogo entre el Gobierno y la oposición.

Explicó que López, quien ahora cumple su condena de casi 14 años de prisión en arresto domiciliario, se reunió en su casa con Zapatero, a quien le reiteró la exigencia de que Maduro retire la Constituyente. “Se comunicó a Zapatero la exigencia del pueblo: que sea retirada la Constituyente y que se respete decisión del pueblo del 16 julio”, dijo en su cuenta de Twitter al referirse a la consulta popular que realizó la oposición ese día al margen del sistema electoral formal, en la cual afirmó que 7,5 millones de electores rechazaron la propuesta Constituyente.

Agregó que tanto él como López reiteraron su apoyo a la agenda de protestas de esta semana. “También se conversó sobre la grave conflictividad que puede venir por la Constituyente fraudulenta y dejamos claro que el único responsable es Maduro. Ojalá en el régimen alguien tenga sensatez para suspender la Constituyente, pero nosotros no podemos bajar la guardia: la calle es nuestra fuerza”, señaló Guevara.

El nuevo llamado a huelga recibió respaldo de varios sindicatos, mientras que la agrupación patronal Fedecámaras reiteró su rechazo a la Constituyente. Dijo que se mantiene firme en la defensa de la democracia, la soberanía y la libre iniciativa empresarial. Señaló que le dará libertad a sus agremiados y sus trabajadores para que decidan si se suman o no a esta “convocatoria cívica”.

“Reconocemos y defendemos cualquier mecanismo de protesta ciudadana como expresión democrática, siempre y cuando se mantenga apegada a la Constitución y a las leyes”, indicó la agrupación. Señaló que la Constituyente planteada por Maduro es innecesaria y llamó al Gobierno a abandonar “su intención de imponer una nueva Constitución”. “Esta no es la vía para resolver las exigencias de la población. No podemos apoyar ningún proceso constituyente que esté de espaldas al pueblo soberano”, recalcó.

Maduro dijo que el domingo se elegirán los miembros de la Constituyente, a pesar de las amenazas de EEUU de aplicar sanciones económicas. (DPA)

En Esta Nota

Venezuela Nicolás Maduro
Comentarios