Más de la mitad de los ingresos del país se destina a los salarios

Proponen aumentar la participación del trabajo en el valor agregado de la economía Según el relevamiento, para lograr más equidad es clave aumentar la presencia laboral femenina. Los desafíos

25 Jul 2017
1

CON MAS CUPO. Para los analistas del Idesa, incrementar la participación de la mujer en el mercado laboral es clave para lograr más equidad.

La Argentina alcanzó el tan anelado “fifty-fifty” (50-50) que proponía Juan Domingo Perón en sus épocas doradas, por el cual trabajadores y empresas se repartían en partes iguales los ingresos que genera el país. Sin embargo, un reciente estudio del Instituto para el Desarrollo Social Argentino (Idesa), realizado con datos del Indec, aclara que en la actualidad ese porcentaje “es insuficiente”.

“La actualización de la información sobre la distribución funcional del ingreso señala que los trabajadores reciben más de la mitad del total de los ingresos de la economía. Aunque en el pasado esta proporción era vista como una conquista social, en la actualidad es insuficiente. Para reducir la pobreza y aumentar la equidad es necesario impulsar reformas para que los trabajadores aumenten su participación a niveles más parecidos a los observados en los países desarrollados”, señaló Idesa en un comunicado al que tuvo acceso LA GACETA.

Datos oficiales

El trabajo del Instituto toma una reciente publicación del Indec denominada “Cuentas de Generación del Ingreso”. Este estudio analiza en cuánto participan el trabajo y el capital en la distribución del valor agregado total. Según esta fuente, se observa que en la Argentina en 2016 los trabajadores percibieron el 52% del total de los ingresos generados en la economía. Por su parte el capital participó con el 40% en la distribución y los ingresos mixtos (empresas personales y familiares donde se combinan trabajo y capital) representan el 11%.

“Estos datos muestran que los trabajadores reciben -sumando los salarios más las cargas sociales- un poco más de la mitad de los ingresos que el país genera anualmente. La retribución al capital (dividendos, rentas e intereses) participa con un 40% del valor agregado generado por la economía. El resto es recibido por personas cuyos ingresos combinan retribución al trabajo y a su capital (cuentapropistas y pequeños emprendedores). La suma de los tres factores arroja 103%, porque un 3% corresponde a subsidios netos de impuestos otorgados por el Estado”, aclaró Idesa.

En ese sentido, Idesa destacó que las evidencias señalan que la meta de lograr que la distribución del ingreso entre el capital y trabajo sea en partes iguales ya fue superada. Sin embargo, esta distribución no garantiza justicia social, como lo prueba la muy alta incidencia de la pobreza.

“Una de las razones es que las brechas de ingresos entre los trabajadores se han profundizado. La más decisiva es la diferencia salarial entre trabajadores registrados e informales. La otra razón es que la integración social requiere una mayor participación de los trabajadores en el total de los ingresos”, sostuvo. Y añade: “la prueba más contundente es que en países socialmente más avanzados (Estados Unidos, Reino Unido, Japón, Francia, Dinamarca, Italia, Canadá) la retribución al trabajo llega a dos tercios del ingreso total, mientras que el tercio restante es retribución al capital”.

Según Idesa, para avanzar hacia la eliminación de la pobreza y mayor equidad es necesario incrementar la participación del factor trabajo en el valor agregado de la economía.

“Para ello es clave aumentar la participación laboral femenina (que es particularmente baja entre las mujeres con menores calificaciones) y eliminar la informalidad”, concluyó.

Comentarios