Una mujer embarazada fue calcinada con cubiertas

Ocurrió en Neuquén. Investigan si se trata de una joven desaparecida que buscan desde el viernes y que denunció que era golpeada por su ex pareja, un boxeador profesional.

23 Jul 2017
1

FOTO TOMADA DE INFOBAE.

El cuerpo de una mujer embarazada fue encontrado calcinado en el departamento neuquino de Rincón de los Sauces e investigan si se trata de los restos de una joven de 26 años que desapareció el viernes y que en 2014 había sido brutalmente golpeada por su ex pareja, Ademar Marangel, un boxeador profesional que fue condenado por el hecho a un año de prisión en suspenso.

El cuerpo fue encontrado por un empleado petrolero el viernes a la noche, a unos 30 metros de la Ruta 6, cerca de un corredor utilizado por deportistas de la zona.

Ese mismo día, una mujer denunció en la Comisaría 35 de Rincón de los Sauces que su hermana, Fernanda Pereyra, embarazada de casi siete meses, llevaba 24 horas desaparecida. Ahora, los investigadores esperan los resultados de los análisis de ADN para determinar si el cuerpo es de ella. 

Según medios locales, los familiares se encontraban alarmados de no encontrar a Pereyra porque además tiene dos hijos chicos. 

Los investigadores advirtieron a ese mismo medio, que el cuerpo hallado tenía dos anillos y un collar, de similares características a los que usaba Fernanda.

"Por el estado en el que quedó el cuerpo sólo podemos saber que allí fue donde fue quemado, pero no la causa cierta de la muerte", puntualizó el fiscal Fabián Flores, quien agregó que según los restos de alambres encontrados se determinó que se colocaron cubiertas sobre el cuerpo como acelerarte de la combustión.

Aunque los indicios para unir la desaparición de la joven con el cuerpo encontrado a 5 kilómetros de Rincón de Los Sauces son varios, habrá que esperar entre 45 días y dos meses para conocer los resultados del ADN.

Para los investigadores, esa será la única forma de identificar el cadáver, ya que en el cuerpo no se detectó ningún otro elemento que pudiera ayudar a esclarecer lo ocurrido y se encontraba tan afectado por el fuego que sólo pudieron determinar que es una mujer por el embarazo.

La familia de Fernanda contó que la joven se fue de su casa la noche del jueves, dejó a su hijo de tres años con un tío y le dijo que tenía que ver un alquiler y volvía.

Desde entonces, su teléfono perdió la señal y fue recién 24 horas después que su familia denunció su desaparició,según informó DyN.



Temas

Neuquén
Comentarios