Ellas desafían las montañas y se animan cada vez más a las competencias

Actualmente hay nueve categorías de damas.

23 Jul 2017

Son cada vez más. Día a día, las sendas de los cerros tucumanos se ven copadas por mujeres en bicicletas. Está claro que las damas le perdieron definitivamente el miedo al mountain bike y no solo se animan a pedalear como una forma de rélax, sino lo hacen preparándose de la mejor forma para competir en los torneos provincial, regional y nacionales.

“Hace un año y medio comencé a competir en el mountain bike. Fue por incentivo de mis hermanos Pedro y José. Ellos, junto a mi papá, que todos los años corre el Trasmontaña, fueron los que me motivaron a practicar este deporte. Empecé a entrenar con una amiga y la meta era poder estar en forma para subir al cerro con mi papá. Y ahora estoy aquí, a full con la bici”, cuenta María Bormida, que lidera el campeonato Tucumano de la especialidad cross country en Damas Juveniles, una de las nueve categorías de los certámenes provinciales. “La verdad que me encanta este deporte. Estoy enchufadísima. En el mountain bike sucede algo que me llama la atención: es que la mayoría de las mujeres comienzan a practicarlo después de los 30 años”, agregó la biker de 17 años.

La amiga con la que Bormida comenzó a “pedalear” es Carolina Avellaneda, otra que no tenía ningún tipo de experiencia en el mountain. “Me subí a la bici para hacerle compañía a María y acá estamos las dos copadísimas con este deporte. Relamente estoy feliz con lo que hago. Es muy lindo el contacto con la naturaleza. Es hermoso andar por las sendas. Gracias a la bicicleta conocí lugares que son maravillosos. Tucumán tiene paisajes espectaculares, que son impagables”, contó Carolina, que se entrena seis días a la semana. “Además de ir a las sendas, realizo gimnasia funcional. El mountain bike te ayuda a llevar una vida más saludable. Antes no me importaba el tema de la alimentación, mientras que ahora es todo distinto. Me fijo bien que puedo comer y que no”, precisó.

La que todavía no debutó en una carrera es Inés Farías. La biker de 30 años lleva seis meses entrenando y en septiembre tiene pensado correr en una fecha del Tucumano de cross rural. “El mountain bike te cambia un 100% la forma de pensar. Tenés adrenalina todo el tiempo. Es un deporte individual en las carreras, pero en los entrenamientos es de un ambiente muy solidario. Siempre hay gente que te quiere ayudar. La idea es debutar en el cross rural, porque para competir en cross country necesito tener más experiencia y perfeccionar mejor las técnicas”, expresó la salteña que se encuentra radicada en nuestra provincia. “Cuando subí por primera vez a San Javier en bicicleta me di cuenta de que puedo dar mucho más. Eso fue lo que me incentivó a entrenar más en forma profesional. Además es un gran cable a tierra”, indicó.

Apasionada

Rocío Sánchez ya sabe muy bien lo que es festejar. Es la actual líder de la categoría Damas Sub 23 en los dos especialidades de los torneos Tucumanos. “Siempre me gustó mucho la bicicleta. Un día una amiga me fue a buscar a mi casa para comenzar a practicar mountain bike. Desde ese momento pasaron 11 años y cada día siento que este deporte me apasiona más. Subirme a la bici y entrar a las sendas es algo maravilloso”, expresó la biker de 20 años, que es profesora de una escuela de mountain bike en Lules. “Tengo 20 alumnos, de los cuáles 16 son mujeres. En mi escuelita sí puedo decir que somos mayoría, ja ja...”, señaló Rocío.

Comentarios