Resistencia a las drogas contra el VIH: detectan problemas en Argentina

La Organización Mundial de la Salud advirtió que se deben revisar los programas de tratamiento.

23 Jul 2017
1

VIH. FOTO TOMADA DE DIARIODECUYO.COM.AR

Más del 10% de las personas que comenzaron un tratamiento contra el VIH en Argentina, Guatemala, Nicaragua, Zimbabwe, Namibia y Uganda tenían una cepa resistente a alguno de los medicamentos más utilizados. “Alcanzado ese porcentaje, hay que revisar urgente los programas de tratamiento”, advirtió la Organización Mundial de la Salud (OMS).

El informe sobre la resistencia a los medicamentos contra el VIH de la OMS de 2017 se basó en una encuesta realizada en 11 países, entre los que se incluyó a Argentina. “La resistencia antimicrobiana a los medicamentos es un desafío creciente para la salud global y el desarrollo sostenible -afirmó el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus-. Hay que abordar los crecientes niveles de resistencia a los fármacos contra el VIH si queremos alcanzar el objetivo mundial de poner fin al sida para 2030”.

Según el organismo sanitario internacional, la resistencia a los medicamentos contra el VIH se desarrolla cuando las personas no se adhieren a un plan de tratamiento prescrito, frecuentemente porque no tienen un acceso constante y atención de calidad.

Los tratamientos que siguen las personas con resistencia a los medicamentos contra el VIH comenzarán a fallar y esos individuos podrán transmitir virus resistentes a los fármacos a otros, según el informe de la OMS.

“El nivel de VIH en su sangre aumentará -dijo Ghebreyesus- a menos que cambien a un tratamiento diferente, que podría ser más caro y, en muchos países, aún más difícil de obtener”.

Las consecuencias

El estudio indicó además que de los 36,7 millones de personas que viven con VIH en el mundo, 19,5 millones accedieron a la terapia antirretroviral en 2016. “La mayoría de ellos van bien con sus tratamientos, pero un número creciente está experimentando las consecuencias de la resistencia a los medicamentos”, insistieron.

Por lo tanto, la OMS recomendó a los países que supervisen la calidad de sus programas de tratamiento y tomen medidas tan pronto detecten su fracaso. “Debemos asegurarnos de que las personas que comiencen el tratamiento puedan prevenir la aparición de la resistencia a los medicamentos contra el VIH”, coincidió Gottfried Hirnschall, director del Departamento de VIH de la OMS y del Programa Mundial contra la Hepatitis.

La OMS afirmó que el aumento de esa resistencia podría conducir a más infecciones y muertes. “Si no se toman medidas los costos podrían aumentar 650 millones de dólares”, dijeron.

La directora de la División de VIH, Shannon Hader, añadió: “el nuevo informe reúne importantes conclusiones que confirman que se debe avanzar en los esfuerzos para combatir la resistencia: aumentar la carga viral, mejorar la calidad de los programas de tratamiento y la transición a nuevos medicamentos, como el dolutegravir”.

Comentarios