Cinco detenidos por la guerra narco en Orán

Hubo allanamientos en tres provincias.

22 Jul 2017
1

ORÁN. Un gendarme custodia una esquina oranense. ARCHIVO

Cinco detenidos por la guerra narco en Orán
============04 BAJ (11624849)============
Hubo allanamientos en tres provincias
============02 TEX (11624847)============
Al menos cinco personas fueron detenidas durante una serie de allanamientos que se realizaron en Salta, Jujuy y en nuestra provincia para tratar de desbaratar a dos  bandas narcos que estarían luchando por el control de la frontera en  la localidad salteña de Orán, en la que se sospecha que estuvieron actuando sicarios tucumanos.
Todo comenzó en marzo pasado cuando un grupo le robó un cargamento de unos 200 kilos de cocaína a otro, que operaba en esa ciudad. A raíz de ese hecho, que en la jerga del hampa se conoce como “mejicaneada”, se desató una guerra entre las dos bandas. Por esta escalada de violencia, cuyo pico de tensión se produjo desde fines de abril a mediados de mayo, Adrián Gerónimo sobrevivió a un ataque en el que recibió al menos cuatro disparos; luego murieron Raúl “Lalo” Martínez (fue ultimado con seis balazos  frente a su familia en una plaza) y un bagayero en pleno monte.
Daniela Murúa, fiscala de Orán, comenzó a investigar el caso y al poco tiempo descubrió que los ataques habían sido realizados con casi el mismo modus operandi. Dos hombres en moto, que usaban cascos para cubrir sus rostros, perseguían a las víctimas hasta que las alcanzaban y disparaban sin piedad contra ellas.
Los investigadores profundizaron la pesquisa y a través de escuchas telefónicas, habrían logrado establecer que los líderes de una de las bandas habían contratado a sicarios tucumanos para  cometer los homicidios. Y gracias a esos datos lograron desbaratar el ataque que habían planificado contra un tal “Cólera”, que sería el cabecilla del grupo rival.
En tierras salteñas fue detenido un tucumano y un tal “Coya”, líder de la organización que había planificado los ataques en contra de los hombres que le habían “mejicaneado” la droga. Ambos fueron alojados en el penal de Güemes, prisión donde  terminan los hombres considerados peligrosos.
La fiscala Murúa, durante esta semana, se trasladó a Salta para comentarles a sus superiores el desarrollo de la investigación. Además de encontrar apoyo -trascendió que le designaron un fiscal para que le colabore en la pesquisa- recibió el visto bueno para desarrollar una serie de medidas y para que la causa se mantenga en reserva.
Pese al hermetismo que existe, se supo que la policía salteña realizó diferentes allanamientos en Orán, la capital de esa provincia y en el penal de Güemes. También se realizaron medidas en Jujuy y en nuestra provincia. 
Si bien es cierto que no se informaron sobre los resultados de los operativos, trascendió que se habrían detenidos al menos cinco personas y se secuestraron varias armas, cortas y largas de grueso calibre. El origen de los arrestados no trascendió aún, ni tampoco los motivos de su aprehensión.
En nuestra provincia, los policías salteños, apoyados por los tucumanos, recorrieron la zona picante de Villa 9 de Julio, Alderetes y El Manantial. No tenían pedido de detención en contra de ninguna persona, pero sí habrían encontrado elementos que serían utilizados como pruebas.

Al menos cinco personas fueron detenidas durante una serie de allanamientos que se realizaron en Salta, Jujuy y en nuestra provincia para tratar de desbaratar a dos bandas narcos que estarían luchando por el control de la frontera en la localidad salteña de Orán, en la que se sospecha que estuvieron actuando sicarios tucumanos.

Todo comenzó en marzo pasado cuando un grupo le robó un cargamento de unos 200 kilos de cocaína a otro, que operaba en esa ciudad. A raíz de ese hecho, que en la jerga del hampa se conoce como “mejicaneada”, se desató una guerra entre las dos bandas. Por esta escalada de violencia, cuyo pico de tensión se produjo desde fines de abril a mediados de mayo, Adrián Gerónimo sobrevivió a un ataque en el que recibió al menos cuatro disparos; luego murieron Raúl “Lalo” Martínez (fue ultimado con seis balazos  frente a su familia en una plaza) y un bagayero en pleno monte.

“Esto se está desbordando”, dicen los gendarmes de Orán

Daniela Murúa, fiscala de Orán, comenzó a investigar el caso y al poco tiempo descubrió que los ataques habían sido realizados con casi el mismo modus operandi. Dos hombres en moto, que usaban cascos para cubrir sus rostros, perseguían a las víctimas hasta que las alcanzaban y disparaban sin piedad contra ellas.

Los investigadores profundizaron la pesquisa y a través de escuchas telefónicas, habrían logrado establecer que los líderes de una de las bandas habían contratado a sicarios tucumanos para  cometer los homicidios. Y gracias a esos datos lograron desbaratar el ataque que habían planificado contra un tal “Cólera”, que sería el cabecilla del grupo rival.

En tierras salteñas fue detenido un tucumano y un tal “Coya”, líder de la organización que había planificado los ataques en contra de los hombres que le habían “mejicaneado” la droga. Ambos fueron alojados en el penal de Güemes, prisión donde  terminan los hombres considerados peligrosos.

La fiscala Murúa, durante esta semana, se trasladó a Salta para comentarles a sus superiores el desarrollo de la investigación. Además de encontrar apoyo -trascendió que le designaron un fiscal para que le colabore en la pesquisa- recibió el visto bueno para desarrollar una serie de medidas y para que la causa se mantenga en reserva.

Contratan sicarios tucumanos para participar de la guerra narco en Orán

Pese al hermetismo que existe, se supo que la policía salteña realizó diferentes allanamientos en Orán, la capital de esa provincia y en el penal de Güemes. También se realizaron medidas en Jujuy y en nuestra provincia. 

Si bien es cierto que no se informaron sobre los resultados de los operativos, trascendió que se habrían detenidos al menos cinco personas y se secuestraron varias armas, cortas y largas de grueso calibre. El origen de los arrestados no trascendió aún, ni tampoco los motivos de su aprehensión.

En nuestra provincia, los policías salteños, apoyados por los tucumanos, recorrieron la zona picante de Villa 9 de Julio, Alderetes y El Manantial. No tenían pedido de detención en contra de ninguna persona, pero sí habrían encontrado elementos que serían utilizados como pruebas.

En Esta Nota

Salta Jujuy Narcotráfico
Comentarios