Así actúan los sicarios tucumanos en la guerra narco de Orán

Una serie de escuchas entre un capo narco y un sicario tucumano evidenciaron cómo se planearon algunos de los ataques y crímenes que aterraron a la ciudad salteña durante abril y mayo. Dinero, traiciones, drogas y armas, los temas recurrentes de sus conversaciones.

22 Jul 2017
1- “Tengo tanta bronca que no puedo ver a mi hijo que lo tengo en los brazos” 
Con el correr de los días, la Justicia de Salta sigue investigando la causa en la que se menciona a sicarios tucumanos participando en la guerra narco. Por este hecho, se confirmó que un hombre nacido en estas tierras está detenido en la vecina provincia.
En base a una serie de escuchas telefónicas, los investigadores creen que el sospechoso pudo haber estado involucrado en el ataque que sufrió Adrián Ricardo Gerónimo. Un hombre desconocido lo esperó en la puerta de su casa y le disparó al menos seis veces. Recibió cinco balazos, pero logró sobrevivir.
Fuentes judiciales confirmaron que el ataque se habría producido por el supuesto robo de mercadería que, se sospecha, sería un cargamento de cocaína. A continuación, parte de las conversaciones a las que LA GACETA tuvo acceso.
- NARCO: quiero hablar despacito porque no quiero quemar la plaza. Está todo mal, está todo tenso con él…
- SICARIO: hermanito, cuando él se ha bajado del auto yo estaba, yo estaba solo…
- NARCO: ¿pero no le pudiste dar uno en la cabeza?
- JAVIER: se cubría… Hermano, fue todo rápido. El vago se ha bajao rápido del auto y cuando lo estaba estacionando yo me bajé. Crucé de una el tutú (auto) ¿viste? Y ahí le empecé, él ya estaba pasando la reja. Pero li tirao seis hermano,  seis en el mate y el vago se hacía (movía) como quirquincho.
- NARCO: cuatro nomás…
- SICARIO: bueno pero seis li tirao digo yo… pero qué va ser. O sea con lo que yo li aplicao esa gente ya no jode más, o no es así. Esa gente no jode.
- NARCO: parece que no. Sabé que ha pasado ahora… Se han comido una bronca, han hecho un laburo. Han mejicaneado y han pagado… No sé cuánto tan pagando. 130 kilos de merca han mejicaneado y se está comiendo la bronca esa gente… El que lo ha visto ha sido un pipero, ahí me estaban contando.
- JAVIER: sí, sí me ha visto.
- NARCO: … pero no pasa nada porque no han visto patente, no han visto nada, no hay nada. ¿Me entiende?
- SICARIO: pero mi hermano, yo toda la sé… Mi hermanito, toda la plata que invertí en toda la semana: ¿sabe lo que ha sido eso hermano?
- NARCO: sí hermano.
- SICARIO: tengo una bronca que no lo puedo ni mirar a mi hijo que tengo en los brazos. ¿Pero sabe qué hermano? Tengo lo huevo en el piso hermano, estoy con una rabia... ¿Sabe por qué? Porque yo i’ hecho la legal, yo i’ hecho vale la mía, bueno de última si no, si no le podido enganchar... no e’ podido engancha el mate, eh… pero escúchame le aplicado pero a lo máximo.
- NARCO: claro…
- SICARIO: qué más, qué más le podía dar hermano. Aparte ya es inexplicable. ¿Me entiende o no?
- NARCO: El que se ha enojado es el G. Ha dicho para qué se pone a hacer el laburo si lo iba a hacer yo con la gente que estaba por traer. Que había que asegurarlo, que cómo no lo va a matar. Ahora se van a juntar porque son dos bandas grandes, po. La bronca se la están comiendo otros vagos,  y estos le quieren caer a los otros vagos y estos les quieren caer a estos vagos. Usted está limpio. 
- SICARIO: Hermanito escúcheme. El loquito ese, si es que llega a pasar así como usted dice, no camina más. Le aplicao cuatro. La nueve (milímetros) te perfora, te atraviesa loco, te deja un boquete. Un boquete.
- NARCO: estaba analizando todo, estaba escuchando… El vago lo ha echo traer esta mañana… Estaba esperando un cirujano.
- SICARIO: ¿Cómo hermano?
- NARCO: que le estoy diciendo que estaba esperando un cirujano para que lo vea…
- SICARIO: ahhh.
- NARCO: el vago tiene guita po… Y han contratado un cirujano bueno para que lo deje bien. ¿Me entiende? Para que quede bien el gordo. 
- SICARIO: de los años que tengo en la calle no he visto una persona que salga caminando de una. Con eso le digo todo. 
- NARCO: bueno, ya está… Cómo no se ha muerto el hijo de puta. ¿Qué tiene carne de chancho?
- SICARIO: No sé (ja,ja,ja). No te imaginás hermanito la bronca que tengo yo. No te imaginás bolu… No sabés toda la plata que yo gasté… El tiempo que invertí. Esa es mi bronca. 
- NARCO: escúcheme. No quiero que siga renegando. Me pongo en su lugar y no quiero que esté renegando. 

Con el correr de los días, la Justicia de Salta sigue investigando la causa en la que se menciona a sicarios tucumanos participando en la guerra narco. Por este hecho, se confirmó que un hombre nacido en estas tierras está detenido en la vecina provincia.
En base a una serie de escuchas telefónicas, los investigadores creen que el sospechoso pudo haber estado involucrado en el ataque que sufrió Adrián Ricardo Gerónimo. Un hombre desconocido lo esperó en la puerta de su casa y le disparó al menos seis veces. Recibió cinco balazos, pero logró sobrevivir.
Fuentes judiciales confirmaron que el ataque se habría producido por el supuesto robo de mercadería que, se sospecha, sería un cargamento de cocaína. A continuación, parte de las conversaciones a las que LA GACETA tuvo acceso.

- NARCO: quiero hablar despacito porque no quiero quemar la plaza. Está todo mal, está todo tenso con él…

- SICARIO: hermanito, cuando él se ha bajado del auto yo estaba, yo estaba solo…

- NARCO: ¿pero no le pudiste dar uno en la cabeza?

- JAVIER: se cubría… Hermano, fue todo rápido. El vago se ha bajao rápido del auto y cuando lo estaba estacionando yo me bajé. Crucé de una el tutú (auto) ¿viste? Y ahí le empecé, él ya estaba pasando la reja. Pero li tirao seis hermano,  seis en el mate y el vago se hacía (movía) como quirquincho.

- NARCO: cuatro nomás…

- SICARIO: bueno pero seis li tirao digo yo… pero qué va ser. O sea con lo que yo li aplicao esa gente ya no jode más, o no es así. Esa gente no jode.

- NARCO: parece que no. Sabé que ha pasado ahora… Se han comido una bronca, han hecho un laburo. Han mejicaneado y han pagado… No sé cuánto tan pagando. 130 kilos de merca han mejicaneado y se está comiendo la bronca esa gente… El que lo ha visto ha sido un pipero, ahí me estaban contando.

- JAVIER: sí, sí me ha visto.

- NARCO: … pero no pasa nada porque no han visto patente, no han visto nada, no hay nada. ¿Me entiende?

- SICARIO: pero mi hermano, yo toda la sé… Mi hermanito, toda la plata que invertí en toda la semana: ¿sabe lo que ha sido eso hermano?

- NARCO: sí hermano.

- SICARIO: tengo una bronca que no lo puedo ni mirar a mi hijo que tengo en los brazos. ¿Pero sabe qué hermano? Tengo lo huevo en el piso hermano, estoy con una rabia... ¿Sabe por qué? Porque yo i’ hecho la legal, yo i’ hecho vale la mía, bueno de última si no, si no le podido enganchar... no e’ podido engancha el mate, eh… pero escúchame le aplicado pero a lo máximo.

- NARCO: claro…

- SICARIO: qué más, qué más le podía dar hermano. Aparte ya es inexplicable. ¿Me entiende o no?

- NARCO: El que se ha enojado es el G. Ha dicho para qué se pone a hacer el laburo si lo iba a hacer yo con la gente que estaba por traer. Que había que asegurarlo, que cómo no lo va a matar. Ahora se van a juntar porque son dos bandas grandes, po. La bronca se la están comiendo otros vagos,  y estos le quieren caer a los otros vagos y estos les quieren caer a estos vagos. Usted está limpio. 

- SICARIO: Hermanito escúcheme. El loquito ese, si es que llega a pasar así como usted dice, no camina más. Le aplicao cuatro. La nueve (milímetros) te perfora, te atraviesa loco, te deja un boquete. Un boquete.

- NARCO: estaba analizando todo, estaba escuchando… El vago lo ha echo traer esta mañana… Estaba esperando un cirujano.

- SICARIO: ¿Cómo hermano?

- NARCO: que le estoy diciendo que estaba esperando un cirujano para que lo vea…

- SICARIO: ahhh.

- NARCO: el vago tiene guita po… Y han contratado un cirujano bueno para que lo deje bien. ¿Me entiende? Para que quede bien el gordo. 

- SICARIO: de los años que tengo en la calle no he visto una persona que salga caminando de una. Con eso le digo todo. 

- NARCO: bueno, ya está… Cómo no se ha muerto el hijo de puta. ¿Qué tiene carne de chancho?

- SICARIO: No sé (ja,ja,ja). No te imaginás hermanito la bronca que tengo yo. No te imaginás bolu… No sabés toda la plata que yo gasté… El tiempo que invertí. Esa es mi bronca. 

- NARCO: escúcheme. No quiero que siga renegando. Me pongo en su lugar y no quiero que esté renegando.

2- El contacto se hizo con una llamada desde la cárcel 

La presencia de sicarios tucumanos en Orán quedó al desnudo y tiene a los investigadores salteños a las corridas.  Por las calles de Orán caminan personas que por U$S15.000 o U$S 20.000 (o en su defecto tres o cuatro kilos de cocaína) son capaces de matar a un rival. Entre las pruebas, aparecen escuchas telefónicas a las que LA GACETA tuvo acceso por fuentes judiciales.

En una de las escuchas, integrantes de una banda que se dedica al tráfico de drogas en esa zona del país hablan sobre un supuesto trabajo que deberían realizar. Esa tarea, según confiaron fuentes judiciales, se trataría de uno o varios homicidios por encargo. La particularidad es que uno de ellos se encuentra detenido.

- SICARIO:  Yo estoy, le digo la verdad, así de corazón le digo compañero, tengo plata pero tengo plata para otra cosa, no pa’ estar invirtiendo en esto compañero

- NARCO: claro… 

- SICARIO: no tengo, así que yo voy a tratar de hacer una monedita y bueno y si compañero llega a tener paciencia, yo vuelvo a ir otra vez para allá. 

- NARCO :  ¿sabe que ha pasao’ ahora? Hay otro clientito que ha salido de la cárcel hace un par de días 

- SICARIO: ajá…

- NARCO: y con él también ta’ todo mal: ¿me entiende?

- SICARIO: ajá…

- NARCO: no sé cómo podemos hacer, po. Por ahí eso ta’ ma’ fácil. Y bueno sería cuestión de que yo hablé con él…

- SICARIO: ajá…

- NARCO: y bue…

- SICARIO: ¿sabe qué? Yo le vo’ a decir la verdad compañero 

- NARCO: sí…

- SICARIO: como siempre de frente… Bueno,  le voy a ser sincero. Estos vagos están recontra mil precavidos hermano. Mirá el vago pone… Mira tendría que… tendría que ir a verte personalmente. ¿Vos cuándo tenés visita?

3- Sobraban nombres para contratar hombres 

Durante las charlas los pesquisas también comenzaron a recibir los primeros indicios del vínculo que existiría entre los narcos y el tucumano que podría haber participado en los ataques donde perdieron la vida dos hombres y un tercero sobrevivió. En este tramo de las transcripciones, los protagonistas también comentan las cualidades de los sicarios de nuestra provincia.

- SICARIO: no quiero invertir guita y ahí, van a bajar un par de compañero. Ahí vamos a perder uno de nosotros porque estos vagos están re precavido.

- NARCO: claro.

- SICARIO: están sabiendo bien los movimientos.

- NARCO: digo que se tiene que regalá solo bolu, se tiene que regalá.

- SICARIO: no se están regalando compañero.

- NARCO: ¿Así como se regaló ese día que usted me dice? 

- SICARIO: pero sí… Yo te digo… Yo te soy sincero como te digo en un comienzo, e’ si el G. le dice que lo hagan los tucumanos… Bueno si la gente que trabaja para mí también son tucumanos po, los que yo lleve son tucumanos.

- NARCO: claro.

- SICARIO: tienen los huevos caídos. No tienen drama ellos, sino que tampoco uno va arriesgar, va arriesgar su día, ¿me entiende?

- NARCO: sí.

- SICARIO: están re contra mil sabiendo todo hermano. O sea, regalase no se van a regalar los días de semana.

- NARCO: claro.

- SICARIO: hay que ver los fines de semana, los sábados y los domingos… ¿Me entendés?

- NARCO: claro.

- SICARIO: hay que ver porque  primero estaba recontra mil confiado. Yo digo uh mira este está, pero re contra mil fácil…después 

- NARCO: ha salio’ solo y taba’ ahí para bajarse y bajar el martillo nomas 

- SICARIO: claro, pero después i’ empezado a ver y ya el vago… ¿Y sabe qué? La tiene re clara cumpa…


En base a las pruebas que figuran en el expediente que maneja la fiscala, los investigadores a lo largo de estas semanas comenzaron a entender que el robo de droga (conocida en la jerga como “mejicaneada”) entre ambas bandas podría haber sido la razón de esta escalada de violencia en Orán. En estos momentos de la charla también trascienden algunos detalles de los planes que buscan aplicar en esa localidad salteña.

- SICARIO: la tiene re clara… Sabe cómo va a ser la historia esta. O e’ el vago o soy yo o e’ mi compañero que tengo. E’ así esto.

- NARCO: claro.

- SICARIO: no hay un centímetro de distancia.

- NARCO: sí

- SICARIO: yo ya me he dado cuenta de eso

- NARCO: sí.

- SICARIO: Yo para eso sabe que no arriesgo nada. Ahora si usted me dice que hay otro que está regalao, sí.

- NARCO: sí.

- SICARIO: pero uno es precavido. Anduve mucho tiempo mejicaneando.

- NARCO: Sí

- SICARIO: Y yo en ese tiempo que anduve mejicaneando, que no mejicaneaba aquí, mejicaneaba en otro lado. Andaba recontra mil precavido porque uno sabe qué puede esperarse.

- NARCO: Claro…

- SICARIO: Sabe que a la muerte… A la muerte la tiene pegada ahí a la orilla de la espalda. ¿Me entendés?

- NARCO: Sí.

- SICARIO: porque todo vuelve.

- NARCO: Sí, sí…

- SICARIO: Entonces estos vagos la tienen re clara bolu…

- NARCO: pero hermano, sabe porque yo quiero que lo haga…

- SICARIO: ¿Y sabe qué compañero? Yo le voy a decir una cosa: antes de los veinte verdes que él me quiere dar y que me bajen a un compañero mío… Yo no voy a arriesgar a un compañero mío por eso.

- NARCO: Claro.

- SICARIO: A mi gente las cuido, papi.

- NARCO si, si, ta bien…

- SICARIO: a mí me chupa un huevo la plata. Yo sé que si la plata no está acá, va a estar en otro lado. ¿Me entiende o no?

- NARCO: sí,  lo entiendo

- SICARIO: Y lo otro que para que salga mejor todo, y se lo pueda ubicar como tiene que ser, tiene que pasar un par de días más. Y hay que caminarlo y caminarlo…

- NARCO: ¿Y para el fin de semana qué dice usted?

- SICARIO: Ese sí, ese va a estar fácil. Se puede dar.

- NARCO: bueno.

- SICARIO: se puede dar para el fin de semana. El tema es que yo ando con otro laburo y tengo que dejar gente. Y dejar gente allá me implica gasto de plata.

- NARCO: claro.

En Esta Nota

Salta Jujuy Narcotráfico
Comentarios