“Tener un plan social es un derecho, no un favor adeudado”

Cano criticó al peronismo en Delfín Gallo.

22 Jul 2017
1

“Tener un plan social es un derecho, no un favor adeudado”
============04 BAJ (11623173)============
Cano criticó al peronismo en Delfín Gallo
============02 TEX (11623172)============
El precandidato a diputado nacional por Cambiemos, José Cano, finalizó la primera semana de campaña concentró el fuego verbal a su principal rival, el vicegobernador y precandiato por el PJ, Osvaldo Jaldo. “El vicegobernador se jacta de ser el patrón del este tucumano. No es casualidad, entonces, que esta sea la zona más postergada y pobre de la provincia. Debería hacerse cargo en lugar de culpar a otros”, le achacó el radical, cabeza de lista por Cambiemos, a quien encabeza la nómina oficial dentro del Frente Justicialista por Tucumán (compiten otras seis listas por los diferentes espacios dentro del peronismo).
El radical concentró las actividades de campaña en las localidades de Colombres y Delfín Gallo. En su primera semana como ex titular del Plan Belgrano, Cano cuestionó el manejo de los planes sociales por parte del peronismo. “Hay mucha gente que está perdiendo el miedo. Se están dando cuenta que tener un trabajo en la comuna o un plan social es su derecho, no un favor que le deben eternamente al político de turno”. Y agregó: “a ellos los convocamos a votar por el cambio, a usar las urnas para decirles a esos dirigentes que se enriquecieron mientras estos pueblos se empobrecían, que queremos un futuro distinto”, arremetió el ex funcionario macrista. 
Cano estuvo acompañado por la segunda en la nómina, la ex legisladora Beatriz Ávila y su esposo, el intendente de San Miguel de Tucumán, Germán Alfaro. Juntos visitaron centros de jubilados, dialogaron con vecinos en la iglesia Santa Rita y recorrieron el barrio Santa Inés, en Colombres. 
“Tucumán tiene que cambiar para empezar a romper con políticas que hace años les quitaron la esperanza del progreso a miles de familias. Podemos hacer una provincia distinta, pero tenemos que animarnos a cambiar”, aseguró el candidato por el macrismo en la provincia.
La primera semana desde el inicio formal de la campaña electoral de cara a las Primarias Abiertas, Simultáneas y Obligratorias (PASO) estuvo signada por las denuncias cruzadas entre miembros del PJ y de Cambiemos. El martes, el intendente de Tafí Viejo, el peronista Javier Noguera, había denunciado el traslado irregular de bienes del Ministerio de Desarrollo de la Nación, y había asegurado que el objetivo era el clientelismo electoral. La respuesta judicial del macrismo demoró un día: el secretario de Gobierno de la Capital, Walter Berarducci, denunció en la Justicia la presunta violación de las normas electorales por parte de los referentes del oficialismo. 

El precandidato a diputado nacional por Cambiemos, José Cano, finalizó la primera semana de campaña concentró el fuego verbal a su principal rival, el vicegobernador y precandiato por el PJ, Osvaldo Jaldo. “El vicegobernador se jacta de ser el patrón del este tucumano. No es casualidad, entonces, que esta sea la zona más postergada y pobre de la provincia. Debería hacerse cargo en lugar de culpar a otros”, le achacó el radical, cabeza de lista por Cambiemos, a quien encabeza la nómina oficial dentro del Frente Justicialista por Tucumán (compiten otras seis listas por los diferentes espacios dentro del peronismo).
El radical concentró las actividades de campaña en las localidades de Colombres y Delfín Gallo. En su primera semana como ex titular del Plan Belgrano, Cano cuestionó el manejo de los planes sociales por parte del peronismo. “Hay mucha gente que está perdiendo el miedo. Se están dando cuenta que tener un trabajo en la comuna o un plan social es su derecho, no un favor que le deben eternamente al político de turno”. Y agregó: “a ellos los convocamos a votar por el cambio, a usar las urnas para decirles a esos dirigentes que se enriquecieron mientras estos pueblos se empobrecían, que queremos un futuro distinto”, arremetió el ex funcionario macrista. 

Cano estuvo acompañado por la segunda en la nómina, la ex legisladora Beatriz Ávila y su esposo, el intendente de San Miguel de Tucumán, Germán Alfaro. Juntos visitaron centros de jubilados, dialogaron con vecinos en la iglesia Santa Rita y recorrieron el barrio Santa Inés, en Colombres. 
“Tucumán tiene que cambiar para empezar a romper con políticas que hace años les quitaron la esperanza del progreso a miles de familias. Podemos hacer una provincia distinta, pero tenemos que animarnos a cambiar”, aseguró el candidato por el macrismo en la provincia.

La primera semana desde el inicio formal de la campaña electoral de cara a las Primarias Abiertas, Simultáneas y Obligratorias (PASO) estuvo signada por las denuncias cruzadas entre miembros del PJ y de Cambiemos. El martes, el intendente de Tafí Viejo, el peronista Javier Noguera, había denunciado el traslado irregular de bienes del Ministerio de Desarrollo de la Nación, y había asegurado que el objetivo era el clientelismo electoral. La respuesta judicial del macrismo demoró un día: el secretario de Gobierno de la Capital, Walter Berarducci, denunció en la Justicia la presunta violación de las normas electorales por parte de los referentes del oficialismo. 

Comentarios