Leandro Díaz quiere romper el precontrato con San Martín y en el club explotaron de ira

Seducido por otras ofertas, se arrepintió de haber firmado con el "Santo".

18 Jul 2017
2

ESPERA TRANQUILO. Leandro Díaz encendió la polémica y buscó asesoramiento en Agremiados. No quiere jugar en el “santo”. la gacet a/ foto de EZEQUIEL LAZARTE (archivo)

Pocos días después de perder la categoría con Atlético Rafaela, Leandro Díaz tuvo contacto con los dirigentes de San Martín. Desde La Ciudadela le ofrecieron sumarse como refuerzo para jugar la próxima temporada de la B Nacional y al delantero le gustó la idea.

Por eso el lunes 26 de junio, emisarios de Bolívar y Pellegrini viajaron rumbo a Buenos Aires para sellar el vínculo con Díaz. Firmaron un precontrato donde el delantero se comprometía a, una vez que regrese al país (estaba por viajar de vacaciones al exterior), iba a firmar el vínculo con el “Santo”. Además, Díaz recibió un adelanto de dinero. Pero pasó el tiempo y Díaz, seducido por otras ofertas, se arrepintió por haber firmado el acuerdo y allí comenzaron los problemas. El delantero, primero negó la existencia del contrato firmado con San Martín. Luego aseguró que no se le pasaba por la cabeza regresar a la provincia y que lo único que quería era jugar en Buenos Aires.

Todo eso hasta el domingo por la noche, cuando hizo algo insólito. Pese a tener un vínculo firmado con el “Santo”, Díaz actualizó la foto de perfil de su cuenta de Facebook, poniendo una en la que besaba el escudo de Atlético, club en el que militó hace unos años. Ahí explotó la bomba. En San Martín lo tomaron como una maniobra para que la directiva decida dejar sin efecto el precontrato y lo libere. Sin embargo, no piensan hacerle fácil la vida al punta, quien faltó a su palabra.

“Díaz tiene un contrato firmado con San Martín y la publicación que hizo marca que quiere incumplirlo. Ya no pienso hablar con él, ahora comenzarán a trabajar los abogados del club”, le dijo a LG Deportiva el presidente Roberto Sagra, dejando en claro que fue el delantero el que hizo todo mal. “A él se le pagó antes de firmar el contrato y estábamos por inscribirlo en AFA. Además fue él quién nos manifestó sus ganas de venir a San Martín. Todo surgió de él”, agregó.


comentarios