Juegos de clown para volver a ser un niño

Un trío de payasos que se plantea temas que no tienen edad.

16 Jul 2017
1

LAS PAPIROLAS. Un trío de clowns que se plantea temas que no tienen edad.

Tres amigas se juntan todos los días para jugar, pero Vitina llega tarde una vez. Esa demora les dispara preguntas sobre el tiempo, las obligaciones, las ganas de hacer algo y muchas historias de por medio, que son resueltas por el grupo Las Papirolas con juegos de clown.

“Hacia dónde venimos” está interpretada por Lilian Mirkin, Marcela Rubinstein y Verónica Álvarez, y se presenta en La Sodería como una obra para toda la familia, no sólo para los chicos.

Dentro de las propuestas, cobra significado la búsqueda de la libertad y de la independencia, “ideas que van de la mano, y que abarcan la voluntad de ser mejores personas, porque el poder no tiene que ver con la supremacía de unos sobre otros, sino con la capacidad que tenemos de ayudar”, explica Mirkin. “Y eso se articula con la máxima aspiración de un artista, que es poder transformar un poquito al mundo para que sea mejor”, le aporta a LA GACETA.

En sus juegos, van descubriendo invisibles héroes cotidianos que las rodean. “Hay panaderos, taxistas, trabajadores, madres, abuelas, padres que viven para hacer un mundo más justo y libre”, señala Mirkin, a lo que Rubinstein agrega: “están haciendo cosas chiquititas con las que logran grandezas”.

Las actrices reivindican el uso de la técnica del clown. Mientras que a Mirkin le permite “conectar directamente el personaje, el mensaje y su forma con el espectador al compartir su humanidad más pura”, su colega destaca que le ayuda a “ser niña por un rato, a recuperar esa mirada, a reír y a jugar como cuando uno era chico, con una espontaneidad y una ingenuidad que te desnuda”.

“Este es un trabajo condimentado por una labor docente, un soporte poético y una apuesta a la reflexión, que se construyó hablando y reflexionando mucho sobre los que nos pasa y pasó en la historia de la humanidad”, concluye Mirkin.

Comentarios