Un policía y una mujer, detenidos por estafa

El hombre habría cobrado dinero bajo la falsa promesa de asegurar el ingreso a la fuerza.

08 Jul 2017
1

EN JEFATURA. Los estafados se manifestaron ante las autoridades policiales. foto de francisco fernández

Un grupo de personas que aseguraban haber sido estafadas por un policía, quien les habría pedido dinero bajo la promesa de que ingresarían a la fuerza, protestaron el lunes en la Jefatura. A partir de entonces, el fiscal Arnoldo Suasnabar ordenó una serie de medidas que derivaron en los allanamientos de las casas y las detenciones tanto del denunciado como de la represenante de los denunciantes.

Sin embargo, fuentes cercana a la investigación del caso indicaron a LA GACETA que las supuestas víctimas que hicieron la denuncia formal apenas alcanzarían las 15. Lo que aseguraban estas personas era que un empleado policial les pedía entre $ 4.000 y $ 8.000 bajo la promesa de asegurarles el ingreso a la fuerza.

Video: la detención de una supuesta mechera provocó revuelo en la city tucumana

El policía en cuestión es un empleado que se encuentra en situación pasiva por motivos de salud. Las fuentes dijeron que se trata de Luis Fernando Lobo. El fiscal había ordenado su detención por la causa estafas reiteradas y otros delitos, pero no habían conseguido ubicarlo. Ayer, finalmente, los policías que prestan servicio en Tribunales y personal al mando de los comisarios Javier Alderetes y Hugo Castaño, lo sorprendieron rondando junto a un abogado y, como sabían que tenía pedido de captura, lo redujeron. Mientras tanto, Suasnábar ordenó también que se detenga a una mujer, M. L. H., quien habría liderado la protesta de las presuntas víctimas.

Las fuentes explicaron que hay firmes sospechas de que esta pudo haber tenido algún vínculo con Lobo. “Si no es así, también estuvo incurriendo en un delito, al igual que los demás denunciantes, por haber ofrecido ese pago de manera ilegal”, agregaron.

Denuncian que un policía federal abusó de su sobrina de 16 años en un auto

En la casa del policía, secuestraron fotocopias de DNI, CUIL y negativas de Anses de diferentes personas, uniformes policiales, celulares, computadoras, municiones y una cédula de identificación del automotor apócrifa. En la vivienda de su padre, en tanto, hallaron una pistola y una carabina sin documentación, formularios en blanco y originales de certificados de pobreza y de supervivencia y más celulares.

Comentarios