Las escuelas abrirán como comedores en el receso

La Provincia anunció que la asistencia para los estudiantes de barrios vulnerables se brindará también durante las vacaciones de invierno. Con fuertes críticas a la Casa Rosada, las autoridades locales advirtieron sobre el riesgo de que haya desnutrición. Pidieron que se envíen más recursos.

07 Jul 2017
1

REFUERZO DE ASISTENCIA. Manzur anunció que los establecimientos escolares estarán abiertos en vacaciones. la gaceta / foto de Osvaldo Ripoll (archivo)

“Quiero decirle a todos los tucumanos que por las políticas económicas que está llevando adelante el Presidente, Mauricio Macri, tomamos una decisión y es que los comedores escolares que dan asistencia alimentaria a las criaturas seguirán haciéndolo durante las vacaciones de julio”. El gobernador Juan Manzur interrumpió el festejo de cumpleaños comunitario de un grupo de niños del barrio San Cayetano para efectuar el anuncio.

Entre platos de locro, porciones de torta y globos de colores, el mandatario subrayó críticas a la Nación y respaldó al vicegobernador Osvaldo Jaldo (está de licencia) y al resto de los precandidatos del Frente Justicialista por Tucumán. En la visita oficial estaban también los postulantes Pablo Yedlin y Sandra Mendoza.

“Lujo”

Manzur detalló que la medida de mantener la asistencia alimentaria durante el receso fue coordinada con los ministerios del Interior, de Desarrollo Social y de Educación. Agradeció que las maestras, supervisoras, directoras y conserjes estén por colaborar para que la iniciativa pueda concretarse.

“No nos podemos dar el lujo de que se cierren las escuelas”, consideró.

El ministro de Desarrollo Social, Gabriel Yedlin, detalló que la decisión abarca 496 escuelas y 55.000 chicos. “Veníamos abriendo comedores en 15 escuelas que tenían sólo desayuno. Hace poco estuvimos en barrios como Alejandro Heredia, Mercofrut, El Salvador y Villa 9 de julio. Es un esfuerzo de la Provincia. En estos dos años no logramos que nos aumenten los recursos. Pedimos con respeto y firmeza, es responsabilidad de la Nación asegurarnos los fondos”, consignó.

“Falta sensibilidad social. El proyecto económico define adónde va el dinero. Creemos que tiene que ir a los grupos más humildes”, añadió. La Provincia, afirmó, destinará $ 5 millones.

Los candidatos

Manzur consideró que Jaldo es el mejor “dirigente de la provincia” y afirmó que los postulantes defenderán los intereses de la provincia. El vicegobernador se mostró preocupado de que las escuelas deban permanecer abiertas. “Hubiéramos preferido no hacerlo y que los chicos puedan tener el alimento digno en su casa y puedan comer con su familia. Queremos estar a la par de los que menos tienen. Lo demostramos con hechos. Hoy en el granero del mundo tenemos seis millones de personas que tienen problemas para alimentarse. Estamos a poco de tener problemas de desnutrición”, advirtió el precandidato.

Yedlin, secretario General de la Gobernación, explicó que hay un “enorme riesgo de inseguridad alimentaria”. Remarcó la necesidad de que la Nación envíe más dinero para financiar los programas de contención. Afirmó que para esto es clave que en el Congreso se trate un proyecto de ley de la senadora Beatriz Mirkin que prevé que se fijen los montos específicos que la Casa Rosada debe enviar a las provincias. “A (la senadora) Silvia Pérez le pedimos que le den tratamiento al proyecto. El país lo necesita, no se puede estar esperando. Se consume la misma cantidad de leche que se consumía en 2001. La gente no puede comprarla. Es un año electoral y entendemos las chicanas electorales, pero los argentinos tenemos que estar juntos”, instó. Yedlin, que es pediatra, explicó que para niños en desarrollo la mala nutrición “es una cicatriz que no se puede superar”. “Tucumán ya vivió una situación así y no puede volver a suceder”, consideró.

Este será el segundo receso en el que el Gobierno decide no cerrar los establecimientos que brindan alimentos. En diciembre del año pasado, la Provincia había gestionado en el Ministerio de Desarrollo Social nacional el envío de una partida para que los comedores de las escuelas estén abiertos en el verano. La población a la que está destinada la contención está conformada por chicos de entre cuatro y 14 años en riesgo social que concurren a escuelas públicas de los niveles inicial y primario. Está previsto que se organicen jornadas recreativas.

La Provincia y la Nación vienen protagonizando cruces por los fondos. El Gobierno local reclamó en varias oportunidades que, por el aumento de la demanda y la inflación, se actualicen las partidas. Además, requirieron que se incrementen los montos de la Asignación Universal y las pensiones no contributivas.

Comentarios