Alumnos de la Escuela Normal defienden la enseñanza del idioma portugués

Las clases están en riesgo de dejar de dictarse porque no se han cubierto, formalmente, las horas destinadas a la materia.

07 Jul 2017
1

REAFIRMACIÓN. Los alumnos de Portugués pusieron un gran cartel en la entrada para reflejar su postura. LA GACETA / FOTO DE ANTONIO FERRONI.-

Les gusta hablarlo porque tiene un tono especial. Les encantan las letras de las canciones. Y bailarlas. También las comidas típicas y la cultura de los países donde el idioma oficial es el portugués. Para los alumnos de la Escuela Normal la cosa va mucho más allá de aprender la lengua. Según contaron, una de las profesoras a cargo está a punto de jubilarse. Y como oficialmente no hay horas asignadas a esta materia, el dictado de clases corre peligro. La información fue verificada por la rectora, Noelí Alejandra Guerra. Ella confía en que el tema se resolverá.

Ayer, en el marco de una feria que hicieron, los alumnos de Portugués defendieron la enseñanza del idioma y pidieron que no se desnaturalice la tradición de la Normal como escuela de lenguas vivas.

“Queremos portugués na escola” rezaba un cartel que colgaron en la puerta de entrada de la Normal. Un grupo de alumnas bailaron y cantaron en la peatonal en muestra de apoyo a esta lengua, que aprenden desde primer año.

Juan Sánchez, de 17 años, y Selena Rodrigo, de 16, dijeron que la oportunidad de incorporar el portugués en su habla y escritura es incomparable. No sólo desde el punto de vista del aprendizaje, sino también por el abanico de posibilidades que se les abre en el Mercosur (uno de los socios es Brasil). “Conocer otro idioma, además del inglés, te abre la cabeza, te enseña muchas cosas sobre otros países y culturas. Es un espacio único que nos da esta escuela y sería penoso perderlo. Los chicos que van a entrar el año que viene aún no saben ni siquiera si podrán hacer el cursillo de portugués, que se dicta para el ingreso”, señalaron.

La docente Natalia Katz, que en poco tiempo se jubila, también defendió el dictado de la materia. Según contó, se enseña en la institución desde 1999 y el nivel al que acceden los chicos es de muy buena calidad. Por eso, desde 2011 -detalló- hay un expediente en el Ministerio de Educación en el que se pide que haya horas genuinas de Portugués. “Hasta ahora cubrimos esas horas las docentes de francés que también sabemos portugués. Pero ya es tiempo de reconocer oficialmente ese espacio”, resaltó .

“Es sólo un trámite administrativo. Son 42 horas para cubrir”, precisó la rectora.

De solucionarse esta cuestión, también se resolvería otro inconveniente para quienes estudian la carrera de profesorado de Portugués, que están a punto de recibirse y les preocupa su futuro laboral. La carrera se abrió en 2014, después de que en diciembre de 2008 se aprobó la ley 26.468, que establece la obligatoriedad de la enseñanza del idioma portugués en el nivel secundario en todo el país.

Comentarios