Tesorito y Sueñito, los dos pandas que Xi Jinping le regaló a Merkel

1

El presidente chino aseguró que se trata de un gesto de buena voluntad, de cara al G-20.

05 Jul 2017

BERLIN, Alemania.- La canciller alemana, Angela Merkel, y el presidente chino Xi Jinping presentaron hoy en Berlín a los dos osos panda enviados por el país asiático como gesto de buena voluntad de cara a la cumbre del Grupo de los Veinte países industrializados y emergentes (G20) que comenzará este viernes en Hamburgo.

"Los dos osos son dos diplomáticos muy simpáticos, dos enviados especiales de nuestros países. Los berlineses tienen una relación muy especial con los osos (es el animal que representa a la ciudad y aparece en su bandera )y esperan ansiosos a Jiao Qing y Meng Meng", declaró la mandataria en un reporte de la agencia DPA.

"Agradezco a China todo lo que ha hecho por la conservación del medio ambiente. Vamos a hacer todo lo posible para que los dos pandas se sientan bien en Berlín", agregó Merkel tan solo unos minutos antes de que se corriera una cortina y se pudiese contemplar a los animales tras una cristalera comiendo bambú.

El presidente chino señaló, por su parte, que espera que los osos se adapten rápido a su nuevo hogar y puedan reproducirse pronto.

La hembra Meng Meng (Sueñito, en chino) y el macho Jiao Qing (Tesorito) llegaron a Berlín el pasado 24 de junio y, tras ser recibidos por un comité de bienvenida liderado por el alcalde de la capital alemana, el socialdemócrata Michael Müller, y por el embajador de China en Alemania, Shi Mingde, fueron trasladados al popular zoo de Berlín, que será su nueva casa durante 15 años.

A pesar de que antaño estos simpáticos animales eran regalados por el Gobierno chino, ahora son cedidos en calidad de préstamo a otros países en lo que se conoce como la "diplomacia del panda". Sólo jefes de Estado y de Gobierno amigos de China pueden solicitar pandas.

Los dos osos proceden del centro de cría de Chengdu, en el centro de China, donde vivieron en cuarentena. Sueñito y Tesorito han crecido por separado y se conocieron por primera vez en Berlín, donde se espera que traigan al mundo nuevas crías.

En la capital alemana, los pandas vivirán en una zona del zoo especialmente adaptada, cuyo acondicionamiento costó cerca de 10 millones de euros (11 millones de dólares).

Además, deberán adaptarse a un nuevo clima, nuevos olores y nuevos bambúes. Los animales degluten entre 50 y 60 kilos de bambú al día y la comida es enviada directamente desde Holanda. Los pandas tendrán que acostumbrarse también a una nueva lengua. Hasta ahora conocían el dialecto de Sichuan y en Berlín recibirán las instrucciones en inglés.

Seis años después de la muerte del popular oso polar Knut, el zoológico de Berlín espera que los pandas gigantes pasen a ser su nueva atracción.

Comentarios