Reajustarían el valor del flete por la suba en los combustibles

Empresarios de distintos sectores advirtieron que la medida incidirá en una mayor inflación, con complicaciones para cumplir con la pauta oficial del 17% anual.

04 Jul 2017
1

LA GACETA/ ARCHIVO

BUENOS AIRES.- El aumento de combustibles impactará en los costos de logística y podrá traducirse en un incremento en los precios de los productos en las góndolas, advirtió la Federación Argentina de Entidades Empresarias del Autotransporte de Cargas (Fadedac). “El impacto en los costos resulta preocupante”, señaló la entidad patronal a través de un comunicado, en el que detallaron que la suba, de 7,2% en las naftas y de 6% en el gasoil, se traducirá en un impacto promedio de 1,8% en el costo de los fletes, dado que el combustible es uno de los suministros centrales de la actividad.

El alza en los combustibles, insumo que representa el 40,6% de los costos de infraestructura y pago de salarios, se suma al peso de las cargas impositivas, fenómeno que podrá afectar en el proceso de conformación de precios de los productos. El presidente de Fadeeac, Daniel Indart, advirtió que en los últimos meses “aumentaron de manera desmedida los peajes y ahora el combustible”.

Empresarios de distintos sectores advirtieron que la medida incidirá en una mayor inflación, con complicaciones para cumplir con la pauta oficial del 17% anual, así como en la rentabilidad de las compañías. En ese sentido se expresaron los presidentes de Confederaciones Rurales Argentinas (CRA), Dardo Chiesa, la Federación de Expendedores de Combustibles (Fecra), Raúl Castellano, y de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME), Fabián Tarrío. Este último sostuvo que el aumento “impactará en los precios de los productos”. Por su parte, Chiesa, advirtió que el 6% de aumento del gasoil “es un castigo” para los productores, aunque reconoció que el Gobierno afrontaba “un desfase de costos que de alguna manera tenía que ir cubriendo”.

Castellano, en tanto, aseguró que el incremento fue más de lo previsto porque se aplicó una cláusula para “recuperar” el desfase con respecto a la inflación de 2016, ya que “esperábamos menos del 3%”, pero “se agregó un plus para recuperar parte del desfase que tuvo el precio del combustible con respecto a la inflación el año pasado. Los combustibles subieron el 31% y la inflación estuvo en orden al 40%”, aseguró. Los empresarios quieren saber qué sucederá con el aumento previsto para octubre. (Télam-DyN)

Comentarios