Alemania para siempre

Previo al mundial, el actual campeón venció a Chile con juveniles y su proyecto parece infinito.

03 Jul 2017
1

CELEBRACIÓN. Los jugadores de Alemania levantan la Copa Confederaciones luego de vencer a Chile. El equipo de Joachim Löw estuvo repleto de juveniles y aún así fue el de mejor funcionamiento en el torneo. reuters

Pueden cambiar los intérpretes, faltar las figuras, puede no parecer demasiado interesada, pero Alemania siempre es Alemania. Una vez más, el campeón del mundo demostró que siempre es candidata en cualquier torneo, que su camiseta tiene un peso específico propio. No importa que presente un equipo A, B o C. Porque sus jugadores cuentan con la mentalidad ganadora de toda la vida y con un estilo de juego que, en los últimos años, se ha vuelto reconocible más allá de los protagonistas. Un trabajo que se viene inculcando desde las bases.

Así lo demostró ayer el joven equipo de Joachim Löw, que redondeó un torneo soñado al derrotar a Chile 1 a 0 en la final de la Copa Confederaciones de Rusia.

El título se suma a la victoria del combinado Sub 21, el viernes, en el campeonato europeo de Polonia. Dos hitos que demuestran que el fútbol alemán disfruta de un gran presente y de un enorme futuro.

En Rusia no estuvieron Manuel Neuer, Thomas Müller ni Toni Kroos. Apenas dijeron presente tres de los jugadores que se consagraron campeones en Brasil 2014.

Nada de eso influyó en lo más mínimo. Los jóvenes jugaron como si fueran veteranos. El talentoso Leon Goretzka, un jugador de 22 años al que el Schalke le costará retener por mucho tiempo más, y el voraz Timo Werner, delantero de 21 años de Leipzig, bautizado como el nuev Miroslav Klose, fueron los abanderados de un equipo que funcionó en todas sus líneas.

Pero a su lado se destacaron jugadores que ya están afirmados en la elite europea pese a su edad como Marc-André ter Stegen (Barcelona), figura ayer, Antonio Rüdiger (Roma), Joshua Kimmich (Bayern Munich) o Julian Draxler (PSG).

“Löw tendrá más de 50 jugadores para armar su plantel para el Mundial”, resaltó el ex DT alemán Jürgen Klinsmann. Padre de la revolución que perfeccionó Löw, Klinsmann cree que no existe selección que cuente con tanta cantidad y calidad como Alemania.

Löw pidió ya antes de la final tranquilidad. Los éxitos colocan a Alemania como la favorita para el Mundial. “Allí estará Messi, Ronaldo. Se necesita una actuación extraordinaria en cinco semanas, siete partidos casi sin errores. Para el Mundial faltan 12 meses y estos torneos dicen muy poco sobre lo que sucederá allí”, afirmó.

Los resultados aumentarán la presión pero Löw y su equipo tienen muy en claro lo que se necesita hacer para seguir teniendo éxito.

Comentarios