Tres distintas decisiones

Bernardo Ortega (h) volverá al Turismo Nacional, ahora con equipo propio; Miguel Reginato cerró en la fecha del Canav de Tucumán su etapa como piloto de cuatriciclos; Tomás García Hamilton se bajó de momento del Campeonato Argentino de Rally

02 Jul 2017
1

ASÍ LUCÍA. El Renault Clio de Bernardo Ortega (h) se dejó ver en abril en Las Termas con esta estética; todavía no se sabe cómo estará en la prueba del 7 al 9 de julio. FOTO DE APAT.ORG.AR

"Tengo que seguir mi aprendizaje"

Cuando el 30 de abril, al final de la carrera de la Clase 2 del Turismo Nacional en Las Termas, se le preguntaba a Bernardo Ortega (h) si seguiría corriendo en la categoría, su respuesta era, sistemáticamente, negativa. Cuestiones laborales y de presupuesto eran las razones esgrimidas. Pero eso está a punto de convertirse en una anécdota. Porque “Beroso” ya se está preparando para retornar a la categoría, en la que también militan sus hermanos Pablo y Juan. Y lo hará justamente en la segunda presentación del TN en el trazado santiagueño (14 al 16 de julio, junto con el Mundial de Turismo) y nada menos que con equipo tucumano, con Sebastián Chincarini como responsable.

“Por estos días sólo me queda esperar que llegue la fecha. Me estoy cargando de ansiedad, pero también estoy entrenando muy fuerte”, aseguró “Beroso”.

La estructura del flamante Ortega Competición tendrá dirección general de “Pabloso”. El auto será el mismo Renault Clio con que ya compitió, el que será alquilado a Gabriel Rodríguez. Los motores serán provistos por Esteban Pou.

En su primera experiencia, apenas pudo dar una vuelta y media de carrera, pues su coche fue víctima de un toque múltiple. A la vista tiene ahora un desquite. “Esta decisión de formar un equipo en Tucumán es por cuestiones organizativas. Soy consciente de que, como en toda nueva etapa, habrá que adaptarse a la categoría. Y eso se aplica para el equipo y para mí mismo: tengo que seguir mi aprendizaje como piloto.”

Consultado sobre cómo se sintieron Chincarini y su gente ante la propuesta, “Beroso” fue claro: “no se esperaban para nada esta noticia, para ellos como para mí todo será nuevo. Yo no podré dormir en los días previos, creo que ellos tampoco. Conforman un team muy profesional, con ganas. Pienso que haciendo las cosas como corresponde nos irá bien.”

Según el piloto, el plan ya está totalmente armado para esperar la carrera. “En lo personal estoy siguiendo un intenso entrenamiento. Es una de las condiciones para aspirar a mejorar. En ese sentido, tengo el acompañamiento de varios profesionales. La idea, en definitiva, es tender a hacer un automovilismo lo más profesional posible".

"Es una etapa superada para mí"

Es un piloto de mil y una batallas en distintas especialidades de los deportes mecánicos. Pero hay una en la que ya no escribirá más capítulos: los cuatriciclos. Miguel Reginato decidió cerrar su ciclo con estas máquinas en la fecha que el Campeonato Argentino de Navegación concretó hace algunos días en Tucumán. Y lo hizo, según dijo, porque ya no se divierte y le exige mucho desde lo físico.


“Mientras estaba compitiendo, iba sintiendo cada vez con más fuerza el cansancio. Qué la primera etapa del Canav haya sido tan larga me pasó factura. Antes, una carrera así, con tantos kilómetros, era un juguete, ahora cuesta bastante. Ya no se puede tener esos trajines. Si bien me fue bien en la navegación y quedé conforme, lo otro es lo que sufrí. Para mí, esto es etapa superada.”

El hecho que le haya dicho chau al “cuatri” no significa que Miguel abandone el mundo de los motores. “Ahora llega el tiempo de seguir adelante con otras cosas, como el auto de rally. Y buscaré recuperar la camioneta (una Toyota Hilux) para correr con ella en el rally raid.” dijo.

“Volveré cuando las cosas se acomoden”

Un presupuesto que se complica cada vez más reunir; un auto inadecuado para luchar por lo que a él le gusta. E infortunio. Este cóctel fue demasiado para Tomás García Hamilton, que decidió hacer un parate hasta nuevo aviso en el Campeonato Argentino de Rally. En la prueba de Catamarca, “Tomy” no la pasó nada bien. No había ido a ese desafío con el entusiasmo de siempre. Y, para peor, en carrera duró muy poco al comando del Peugeot 208 con motor aspirado que le alista la Compañía General de Rally: se rompió el motor.


Para un piloto no poder estar concentrado al 100 por ciento en una carrera es letal. “No estoy logrando cerrar un presupuesto acorde, ni tengo un auto con turbo como los que están peleando por objetivos importantes. Antes de ir a Catamarca no estaba de ánimo para correr. Fui por el público que me alienta, por la gente que me apoya, por el equipo. Yo siempre busco ser competitivo y no un número más”, contó.

¿Qué hará ahora? “Regresaré cuando las cosas se acomoden y pueda volver con todos los medios necesarios para dar pelea en lo más alto del certamen. Correr rally es lo que más me apasiona y haré todo lo que esté a mi alcance para retomar lo antes posible".

Comentarios