La vicedecana de Artes refuta al gremio y dice que sí puede aspirar a una designación

La funcionaria fue objetada porque figura en un listado para ser nombrada como “regular”.

25 May 2017
1

TIEMPOS DE CONVULSIÓN. Las quejas se reproducen en Artes de la UNT. la gaceta / foto de archivo

La vicedecana de la facultad de Artes de la UNT, Silvia Agüero, respondió a los docentes de esa unidad académica, también delegados del gremio Adiunt, que impugnaron su designación como profesora titular regular. La funcionaria envió una nota a LA GACETA para exponer su opinión y retrucar la presentación de los docentes Marta Ponce y Sergio Aguilar.

Dijo que el hecho de que haya sido electa “vicedecana por su cargo regular; no impide que goce de los mismos derechos que tienen todos los docentes de la UNT”. “Una interpretación diferente sería un acto discriminatorio y de persecución política”, mencionó en el escrito. La misma nota fue enviada a la decana de Artes, Raquel Pastor, para solicitar que se rechace la impugnación.

El argumento central del planteo de los docentes era que la vicedecana figuraba en un listado de docentes interinos que esperan ser nombrados regulares en sus cargos, según el artículo 73 del Convenio Colectivo de Trabajo (CCT). Manifestaron que dicho artículo se refería sólo a docentes “interinos” y que por ende la vicedecana no estaba incluida.

Además, hicieron referencia al artículo 55 del Estatuto de la UNT, que establece que cuando un docente regular asume como funcionario (decano o vice) su cargo se congela. El artículo dice: “Se suspenderán los términos de las designaciones a los docentes que se desempeñen como Decano y Vicedecano desde el momento en que asuman sus cargos. Al finalizar el mandato se reanudará el término suspendido y se les concederá una prórroga de sus designaciones docentes equivalente al tiempo por el que cumplieron funciones como Decano y Vicedecano”.

Respuesta

Agüero señaló que no se siente representada por el gremio Adiunt ya que ella está agremiada a Gdiunt, la otra agrupación que agrupa a los docentes dentro de la UNT.

Además, mencionó que la impugnación presentada era extemporánea, o sea, que se hizo fuera de los plazos legales previstos. La nota en cuestión había sido remitida a la rectora, Alicia Bardón, el 15 de mayo.

Según Agüero, durante los últimos días de noviembre de 2016 estuvo exhibida la planilla con los docentes interinos “que estaban comprendidos en el beneficio de la mencionada normativa”, el artículo 73 del CCT. “Durante el plazo legal no se recibió ninguna impugnación”.

Por lo tanto, se pregunta por qué seis meses después los docentes envían una nota impugnándola.

En el mismo texto, la funcionaria calificó de improcedente e ilegal la impugnación. Primero explicó que el citado artículo 55 del Estatuto prorroga las designaciones docentes de los que son electos autoridades porque lo que busca es que las autoridades “no estén sometidas al Rector para que renueve sus cargos”. Y agregó que la prórroga automática de los cargos docentes “es a los efectos de garantizar su libertad de pensamiento, expresión y representación política”.

Respecto del artículo 73 del CCT que habla de los docentes interinos, la vicedecana argumentó que en ningún lugar se aclara si deben ser autoridades o no. Sólo “consiste el reconocer los derechos de estabilidad a todos los docentes interinos”. A partir de esto, se pregunta por qué no puede gozar de los mismos derechos que cualquier docente.

Actualmente, la vicedecana es profesora adjunta regular de Historia de las Artes Plásticas III de la licenciatura en Artes Plásticas y profesora titular interina de la misma materia que se dicta en la sede de Aguilares. Este sería el cargo en el que aspira conseguir la regularidad.

La impugnación de Agüero salió a la luz en un contexto que tiene a la facultad de Artes en jaque debido a múltiples irregularidades. Una de esas, la demora en la entrega de los diplomas de los egresados. Moras que superan los 20 años, en algunos casos.

Comentarios