Maverick Viñales no transpiró para obtener el triunfo en Las Termas

El resultado, en gran medida se debió a que su compatriota, Marc Márquez, cometió un error

10 Abr 2017
1

PODIO. Maverick Viñales celebra con sus brazos y mirada al cielo, mientras recibe el aplauso del ídolo Valentino Rossi; Cal Crutchlow completó el 1-2-3 en Las Termas. motogp

No se discute la calidad de Maverick Viñales. Pero para que se haya llevado el triunfo de Las Termas dependió mucho de lo que Marc Márquez hizo. O, mejor dicho, de lo que no llegó a hacer. En la jornada previa, la que lo puso en el primer lugar de salida, Márquez dijo que sólo en sueños intentaría “escaparse” en la final. Pero lo intentó, y le salió muy mal. “Ya estaba rodando increíblemente rápido”, admitió el ganador, respecto de lo que el campeón defensor logró hasta la vuelta tres.

Márquez hizo lo que no debía. Se salió de su libreto. ¿La consecuencia? En la curva dos se equivocó y la Honda oficial, endemoniada, lo hizo derrapar largamente.

Mientras tanto, Viñales, que venía de ganar en la primera fecha, trabajó prolijamente desde el sexto puesto en el que salió. “La largada fue muy importante, porque pasé al tercer puesto sin ligarme en ninguna lucha”, destacó el español que, de a poco, se distanció de Valentino Rossi y Cal Crutchlow, que lo escoltaron en el podio. Crutchlow fue el más regular de la carrera. El británico le hizo honor a la tercera posición en la que partió. Tras la caída de Márquez llegó a estar segundo y cuando Rossi se acercó, ambos entregaron el mejor espectáculo en el asfalto termense. Ellos corrieron especialmente para las tribunas que se quedaron con ganas de ver un mano a mano Viñales-Márquez y que esperaban más del checo Karel Abraham, que tanto sorprendió desde el viernes con una Ducatti no oficial que terminó décima, tras partir tercera.

Abraham se cayó en el warm up y quedó con demasiadas dudas para encarar una final exigente. Muy distinto fue lo que Viñales sintió en el testeo previo. “Con el equipo preparamos bien la carrera a partir del warm up. Yo sabía que tenía que calcar ese ritmo para llegarle a Marc”, detalló.

Lo de Viñales ya fue un concierto solista cuando faltaban menos de 10 vueltas para terminar. Con favoritos como Jorge Lorenzo, “Dani” Pedrosa (se cayó en el mismo sector que Márquez con la otra Honda oficial) o Andrea Ianonne fuera de carrera, lo más emocionante llegó cuando faltaban siete vueltas. Rossi dio el golpe de gracia para remontar del 7° al 2° lugar cuando pudo pasar a Crutchlow. Ese fue el único momento en que la tribuna que lleva el nombre del italiano -que suele ser termómetro popular de la carrera- estalló, en una carrera falta de emoción, a raíz de tanto dominio de Viñales.

El mismo apellido, y un destino en común

Los hermanos Márquez tuvieron caídas similares. En la categoría intermedia, Álex se cayó antes que su hermano Marc lo hiciera en la categoría mayor. El piloto del equipo Estrella Galicia se encaminaba hacia el segundo puesto del podio, pero un error en la última vuelta lo hizo caer; Márquez pudo completar la carrera, pero quedó en un lejano puesto 21.

La modelo Dolores Barreiro aportó su belleza al VIP

La famosa modelo y conductora Dolores Barreiro estuvo en la zona VIP del autódromo presenciando las competencias. La bella dama bajó hasta la sala de prensa acompañada por Ricardo Sosa, subsecretario de Turismo de Santiago del Estero. Barreiro se mostró muy interesada en conocer los detalles de la moderna sala de prensa.

La comodidad del bar contrasta con la pasión de las tribunas

Se sabe que algunos asistentes a las carreras toman distancia del olor a aceite y de los ruidos. Es el caso de quienes prefieren sentarse en alguno de los bares VIP dispuestos por el autódromo (foto), para ver las pruebas en las pantallas gigantes que se disponen en esos sitios. Un plato y un trago a mano, claró está.

Un fanático de Valentino, que todavía no nació

Las muestras de cariño hacia Valentino Rossi siguen siendo de lo más original. Se pudo ver la panza de una embarazada, que prefirió el anonimato, que llevaba pintado el número 46 que porta el italiano en su Yamaha y su apodo escrito en inglés “The Doctor”.

Temas

MotoGP
Comentarios