Con Luque como dueño, el ingenio Concepción arrancará la zafra a principios de junio

El principal establecimiento azucarero de la provincia vuelve a manos tucumanas, tras 12 años de administración por parte de Atanor.

23 Mar 2017
1

ARCHIVO LA GACETA

Fue una operación tan silenciosa como veloz. La venta del ingenio Concepción quedó ayer sellada con la firma de Emilio Luque como nuevo propietario del establecimiento azucarero, instalado en Banda del Río Salí. En Buenos Aires, Atanor aceptó hoy "la oferta irrevocable de compra "del segundo mayor ingenio del país.

Tanto Emilio Luque como Atanor reafirmaron, en un documento, que la conclusión y efectiva ejecución de esa adquisición "están sujetas al cumplimiento de condiciones normales para este tipo de operaciones y se llevará a cabo en las próximas semanas". El supermercadista tucumano no perderá tiempo. Luque afirmó a LA GACETA que rápidamente tomará posesión del complejo azucarero y ya proyecta la elaboración de alcohol anhidro. El empresario, además, ya le puso fecha al inicio de la zafra: los primeros días de junio.

"Con la conclusión exitosa del proceso de desinversión del negocio del azúcar en la provincia de Tucumán, Atanor ha logrado un importante objetivo hacia su plan de concentración en el negocio de protección de cultivos e inversión para, entre otros, lanzar cinco nuevos productos por año hasta 2021", expresó el CEO de Atanor César Rojas Ruiz.

Después de 12 años de administración de Atanor, una compañía de la estadounidense Albaugh, el ingenio Concepción volverá a ser controlado por capitales tucumanos.

"Apostamos al negocio del azúcar y todo lo que con ello se genera; como ser el mantenimiento de los puestos de trabajo y la oportunidad de invertir en el sector de energía renovable y cogeneración", señaló Luque al término de la firma de la documentación de traspaso. "El ingenio seguirá operando del mismo modo en que lo ha hecho hasta la fecha", indicó como una manera de garantizar la fuente de trabajo al más de un millar de obreros.

Los términos financieros y otros detalles de la transacción no fueron revelados aún. Lazard actuó como asesor financiero exclusivo de Atanor que, en 2005 había adquirido el complejo por una suma cercana a los U$S 7 millones.

Comentarios