Tras la triple tragedia, el conductor del Siena decidió no declarar y quedó detenido

Pese a que se están esperando los resultados del dosaje, los investigadores estiman que el hombre conducía en estado de ebriedad Criminalística ya explicó cómo fue el accidente. Cientos de allegados despidieron a las mujeres víctimas del choque

DESTROZADOS. Los dos automóviles que chocaron fueron secuestrados por la Policía. En la imagen, el Fiat Siena que conducía el ahora detenido.  DESTROZADOS. Los dos automóviles que chocaron fueron secuestrados por la Policía. En la imagen, el Fiat Siena que conducía el ahora detenido.
19 Diciembre 2016
El fiscal Washington Navarro Dávila ordenó detener por “triple homicidio y lesiones con dolo eventual” al conductor del Fiat Siena que el sábado a la noche chocó contra un Renault Clio, en el que viajaban cinco mujeres. De ellas, fallecieron tres y las demás quedaron muy golpeadas.

Por lo que se pudo saber, tras la colisión, el hombre de 39 años fue atendido por médicos que, además, le extrajeron sangre para determinar si tenía alcohol en sangre. Si bien la fiscalía no recibió los resultados aún, los policías que actuaron en el lugar, los testigos y hasta los profesionales que lo atendieron, dijeron que estaba en estado de ebriedad. Esos testimonios, sobre todo el último, fueron fundamentales para pedir su detención.

El choque

Según lo que pudo determinar el personal de Criminalística de la Policía, el detenido subió a gran velocidad a la autopista. En vez de tomar el carril derecho, como marcan las normas, cruzó todo la traza que va en dirección a Famaillá y luego recorrió la zanja con pasto que divide las dos manos del camino. Al llegar al carril en el que se transita con dirección a Tucumán, embistió con mucha violencia al Clio que venía desde el sur. Este vehículo hizo un trompo, golpeó contra el guardarraíl y quedó mirando hacia la dirección opuesta en la que transitaba.

Las cinco mujeres que volvían a la capital tucumana militaban en organizaciones de derechos humanos y habían estado durante la tarde en la Escuelita de Famaillá, edificio que fue centro de detención durante la última dictadura militar. Tras el impacto, murieron de inmediato Natalia Ariñez -referente de Hijos- y Alejandra Würschmidt. Pocos minutos después, en un quirófano del Hospital Padilla, murió Marianella Triunfetti (también integrante de Hijos, estudiante de Comunicación Social en la UNT y periodista del Colectivo de Comunicación Popular La Palta)

Silvia Sandoval (madre de Ariñez) y Julia Albarracín (la abogada querellante en la causa Ismael Lucena) llegaron poco después al mismo hospital, lugar en el que quedaron internadas por las diferentes heridas que sufrieron. Los médicos que las revisaron esa noche informaron que estaban estables. Hasta allí también llegaron no menos de 200 personas que abarrotaron la zona de la guardia del hospital y lloraron con amargura cuando se enteraron del fallecimiento de Triunfetti. Al parecer, habría tenido una complicación en el tórax.

En cuanto al conductor del Siena, de quien sólo se informó que es oriundo de Alderetes, sufrió una inflamación en las rodillas por el golpe.

En ojotas

Una vez que los médicos confirmaron que estaba en buen estado de salud, el conductor del Siena quedó demorado en la comisaría 4° hasta las primeras horas de la mañana de ayer. En ese momento, los efectivos lo presentaron en Tribunales, donde se entrevistó con un defensor oficial. Tras esa corta reunión, fue trasladado hasta la fiscalía de turno, la IX°, que se encuentra subrogada por Navarro Dávila. Allí, el hombre brindó sus datos de identificación y luego sólo abrió la boca para decir que se iba a acoger a su derecho de abstenerse de declarar. Ante este escenario, y ya con el informe médico en la mano, el fiscal ordenó su inmediata detención. Pese a que debe pasar en esa situación procesal 10 días hábiles, fuentes de la investigación opinaron que, con esa acusación y los elementos que pueden surgir, no les sorprendería que luego se solicite la prisión preventiva.

En cuanto a las pericias que se realizarán durante la investigación, se pudo saber que ambos autos fueron secuestrados. En el Siena no sólo encontraron abolladuras, sino también un par de ojotas debajo de los pedales, calzado que usaba el conductor al momento del choque. Si bien su uso no está prohibido para manejar, los especialistas en Educación Vial siempre señalan que se deben evitar porque “se desplazan y traban en la alfombra con mucha facilidad”. En caso de prosperar la acusación, este elemento podría ser utilizado por la fiscalía en contra del detenido.

La sorpresa

Según comentaron fuentes policiales, los efectivos de la fuerza se sorprendieron con el accidente ya que, según su versión, no es un lugar donde suela ocurrir este tipo de situaciones. “De hecho, el último episodio que tuvimos fue bastante insólito, cuando una camioneta se cayó de un puente arriba de una patrulla de la Policía Vial”, acotaron.