Maradona llegó a Cuba para despedir a Fidel Castro y volvió a criticar a Macri

El ex futbolista participará del cortejo fúnebre de las cenizas del líder cubano. Remarcó que nunca será “un soldado macrista”. Video.

02 Dic 2016
1

CAPTURA DE VIDEO

Diego Maradona llegó a Cuba para participar del cortejo fúnebre de Fidel Castro, a quien definió como "un segundo padre" en su vida. El ex futbolista no solo recordó con cariño al líder cubano, sino que además criticó con dureza a los Estados Unidos y al presidente de la Argentina, Mauricio Macri.
"No es un compromiso para mí estar acá, es un deber. Es como que se muera mi padre y yo no estoy. Para mí, (Fidel) fue un segundo padre. Un hombre al cual adoro. Cuando me cerraron puertas en las clínicas de mi país, Fidel me abrió las puertas de Cuba y del corazón de todos los cubanos. Me aconsejaba, me decía lo que yo tenía que hacer y lo que no podía hacer", dijo sobre su relación con el líder cubano, fallecido el pasado viernes.
Para el astro del fútbol argentino, con la muerte de Castro, "el mundo perdió a su líder" y agregó: "Hoy puede haber muchos jugadores, pero él era el dueño del equipo mundial de los políticos. En América del Sur y Europa no hay un líder carismático ni que pueda resolver cosas. Él las resolvía".
"Ha dejado un legado al que no podemos errarle, con todo lo que nos dio y con lo que seguramente le ha dejado escrito a los cubanos y al mundo. Fidel no es solamente de los cubanos. Yo me siento cubano por el amor que me dio este pueblo y Fidel", remarcó, y consideró que "se fue el más grande".
Para Maradona, "Fidel no murió, sino que sigue latiendo en nuestros corazones" y planteó: "la leyenda que se nos va hoy nos deja un legado tan claro y tan hermoso que no podemos traicionarlo. El que hoy cree que Cuba se debilita porque se fue el más grande, se equivoca. Cuba hoy tiene que reaccionar por el más grande, por Fidel Castro".
Respecto a los Estados Unidos, dijo: "a mí no me van a quebrar los imperialistas. Si no me dan la visa porque vine a ver a Fidel o al pueblo cubano, no me importa".
Y, finalmente, se despachó con una serie de críticas al presidente Mauricio Macri. "Yo soy el representante de Argentina que vino a despedirlo, a decirle 'chau, hasta siempre, comandante'. Nosotros hoy tenemos un gobierno que, como no entiende nada de nada, no entiende que Fidel es el más grande. Macri nunca jamás se la va a jugar por un argentino; Fidel no compra votos, se la jugó por el pueblo y por el futuro cubano", sentenció.
"Pido disculpas en nombre de todos los argentinos, que respetamos y que queremos a Fidel y al Che, porque tenemos un Presidente que no sabe absolutamente nada. Es más, si el pueblo sale a las calles, no sé si el millonario Macri corta el pan dulce, no sé si llega a Navidad", vaticinó, y concluyó: "soy un soldado cubano antes de ser un soldado macrista. Nunca seré un soldado macrista".
Diego Maradona llegó a Cuba para participar del cortejo fúnebre de Fidel Castro, a quien definió como "un segundo padre" en su vida. El ex futbolista no solo recordó con cariño al líder cubano, sino que además criticó con dureza a los Estados Unidos y al presidente de la Argentina, Mauricio Macri.

"No es un compromiso para mí estar acá, es un deber. Es como que se muera mi padre y yo no estoy. Para mí, (Fidel) fue un segundo padre. Un hombre al cual adoro. Cuando me cerraron puertas en las clínicas de mi país, Fidel me abrió las puertas de Cuba y del corazón de todos los cubanos. Me aconsejaba, me decía lo que yo tenía que hacer y lo que no podía hacer", dijo sobre su relación con el líder cubano, fallecido el pasado viernes, destaca Infobae.

Para el astro del fútbol argentino, con la muerte de Castro, "el mundo perdió a su líder" y agregó: "hoy puede haber muchos jugadores, pero él era el dueño del equipo mundial de los políticos. En América del Sur y Europa no hay un líder carismático ni que pueda resolver cosas. Él las resolvía".

"Ha dejado un legado al que no podemos errarle, con todo lo que nos dio y con lo que seguramente le ha dejado escrito a los cubanos y al mundo. Fidel no es solamente de los cubanos. Yo me siento cubano por el amor que me dio este pueblo y Fidel", remarcó, y consideró que "se fue el más grande".

Para Maradona, "Fidel no murió, sino que sigue latiendo en nuestros corazones" y planteó: "la leyenda que se nos va hoy nos deja un legado tan claro y tan hermoso que no podemos traicionarlo. El que hoy cree que Cuba se debilita porque se fue el más grande, se equivoca. Cuba hoy tiene que reaccionar por el más grande, por Fidel Castro".

Respecto a los Estados Unidos, dijo: "a mí no me van a quebrar los imperialistas. Si no me dan la visa porque vine a ver a Fidel o al pueblo cubano, no me importa".

Y, finalmente, se despachó con una serie de críticas al presidente Mauricio Macri. "Yo soy el representante de Argentina que vino a despedirlo, a decirle 'chau, hasta siempre, comandante'. Nosotros hoy tenemos un gobierno que, como no entiende nada de nada, no entiende que Fidel es el más grande. Macri nunca jamás se la va a jugar por un argentino; Fidel no compra votos, se la jugó por el pueblo y por el futuro cubano", sentenció.

"Pido disculpas en nombre de todos los argentinos, que respetamos y que queremos a Fidel y al Che, porque tenemos un Presidente que no sabe absolutamente nada. Es más, si el pueblo sale a las calles, no sé si el millonario Macri corta el pan dulce, no sé si llega a Navidad", vaticinó, y concluyó: "soy un soldado cubano antes de ser un soldado macrista. Nunca seré un soldado macrista".
Comentarios