Pablo Pacífico: “todos tenemos un barrio adentro del corazón” - LA GACETA Tucumán

Pablo Pacífico: “todos tenemos un barrio adentro del corazón”

Las canciones de este músico tucumano narran historias urbanas, de color local, en las que muchos pueden identificarse. Como solista, con los Peces Gordos o con una banda de jazz, siempre mantiene su personal estilo.

02 Ago 2016
1

PABLO Y SU GUITARRA. El músico, en un mano a mano con LA GACETA / FOTO DE RICARDO REINOSO

El día en que Pablo Pacífico se sentó con la guitarra frente a un espejo para tratar de definir cuál era su perfil musical, le brotaron los primeros versos de Para Mí, una canción que con el tiempo se convertiría en un clásico y que hoy es usada por docentes de música para motivar a sus alumnos.

La compuso pensando en las cosas que le pasaron y con las que se identifican todos los de su generación. El cantante de Los Peces Gordos, que tiene además una carrera solista, hizo temas emblemáticos de la banda, como el Blues del Barrio Oeste II, el Boogie del basurero, Patricia Natural o Pollo a $6.

En una entrevista con LA GACETA.com, el músico -de 46 años- habló sobre su pasado y su presente. Mientras graba nuevos temas solista y otros con la banda, prepara el recital aniversario (23 años) de los Peces, el jueves 4 en un pub de Catamarca al 300.

- ¿Cómo fueron sus inicios?

- Mi familia es muy musical. Mi abuelo materno era folclorista. Mi mamá, para entretenernos a los tres hermanos varones cuando íbamos en el auto y no nos peleemos, nos ponía un casette con alguna canción de Carlitos Balá o Pipo Pescador para que compitamos a ver quién se aprendía la letra. A mi papá le gustaba mucho el rock y también el tango. En mi casa se escuchaba mucha música, había instrumentos, y creo que empezamos siendo niños cantores de asados. Había un programa televisivo de Buenos Aires que se llamaba Cantaniño, donde nunca elegían a nadie de Tucumán. Yo soñaba con presentarme ahí, pero nunca pasó. Después, mi adolescencia coincidió con la vuelta del país a la democracia, en 1983 yo tenía 13 años, vuelve el rock nacional. Fui a estudiar con Carlos Podazza, aprendí en la guitarra unos pocos acordes con los que empecé a cantar en asados, en las peñas del colegio (Sagrado Corazón), y a frecuentar salas de ensayo donde me hice amigo de un músico, que me dice “armemos una banda”. Y así me lleva a verlo al gordo Dorieux, que estaba manejando un pub. Dorieux me dice “bueno, mañana nos juntamos en mi casa”. Al otro día voy y me encuentro con que ahí estaban el mejor baterista, el mejor guitarrista, el mejor tecladista, el mejor bajista… y yo que no había cantado nunca en ningún lado. De entrada comencé a jugar en primera, con Los Peces Gordos.

- ¿Qué perfil tienen sus temas?

- Había compuesto algunas cosas en inglés, pero todavía no encontraba para dónde iba yo. Había sido heavy un tiempo, otra vez punk… Pero mis composiciones tenían que ver más con el rock and roll, que compone en cuartetas simples, que son dos estrofas, un puente y un estribillo. Siempre mis composiciones han tendido a contar historias urbanas y cosas cotidianas. No me gusta la poesía complicada. Prefiero escribir “en milanesa”: que entiendan todos. Historias simples. Paso y veo una pareja discutiendo en un café, me imagino cómo se llaman, qué se dicen. Describir algo que le pasa a la gente permite que se identifiquen más con la canción. Los temas que hago como solista son más extensos en letra, más detallistas en la narración. Muchas veces está presente el barrio, ese lugar de donde la mayoría venimos. Por eso en una canción digo. “Todos tenemos un barrio adentro del corazón”.

- ¿Está por publicar nuevas canciones?

- Grabé mi disco, titulado Colectivo, hace casi diez años pero no hice un recital de presentación, porque prefiero que se vayan escuchando y conociendo con el tiempo. Ahora estoy grabando uno nuevo, porque tengo muchísimo material. En unas semanas me iré a España por una invitación de unos amigos argentinos que viven en Barcelona y que hacen una fiesta comunitaria el 25 de septiembre.

- Los Peces estuvieron un tiempo en stand-by pero regresaron con todo.

- Sí. El año pasado, cuando se creó el Día Mundial del Blues el 2 de agosto (muerte de B.B. King), lo establecimos como fecha de cumpleaños nuestro. Este año vamos a tocar el jueves 4, en el bar Irlanda (Catamarca 380), con invitados y una noche de mucho blues. El sábado estaremos en Monteros, y después en eventos organizados por aficionados a las motos.

- Además, integra otra banda, la Brooklin Jazz Band.

- Es dirigida por Julio Goytía y tiene integrantes de primer nivel. Hacemos clásicos del jazz, que para mí son un desafío importante, porque nunca antes había cantado esa música. Aprendo algo nuevo y adapto cosas que ya traigo, a un género diferente. Actuamos en teatros o eventos, a veces somos más de doce personas en el escenario. Estamos planeando, para el año próximo, un musical sobre Frank Sinatra en el que tengo mucha expectativa.

Comentarios