Emilia Attias: "voy a parir como toda hembra, sin anestesia"

La actriz, embarazada de seis meses, contó como llega la gestación de Gina.

EN LA DULCE ESPERA. Attias está embarazada de seis meses; tendrá una nena a la que llamará Gina. FOTO REVISTA CARAS EN LA DULCE ESPERA. Attias está embarazada de seis meses; tendrá una nena a la que llamará Gina. FOTO REVISTA CARAS
20 Julio 2016
BUENOS AIRES.- La actriz Emilia Attias, embarazada de seis meses, despertó polémica sobre el modo en que tendrá a su primer hijo con el actor Naim “El Turco” Sibara y brindó su visión de la maternidad y de lo cerca que está de lo “natural”. “Voy a parir como toda hembra, sin anestesia”, expresó.

"Traer un hijo al mundo es algo animal. Y yo estoy más sensible y eufórica, más hormonal”, aseguró la actriz.

“Soy una mujer muy activa pero, desde que estoy embarazada, no tengo ganas de hacer nada. Sólo quiero estar en mi nube con mi beba, disfrutar de la naturaleza e irme al campo. Es tan trascendental que no me quiero conectar con nada urbano. Estoy gestando vida y estoy fascinada con mi transformación física. Me gusta aislarme para meditar con mi hija. Tirarme al pasto bajo el sol y hablar con ella. Todo el tiempo le hablo a la panza. Estamos totalmente conectadas”, afirmó.

Respecto a su aspecto físico, Attias, que espera a una nena a al que llamará Gina, indicó que está comiendo un montón y que no le importa si engorda. "Estoy dando una vida, no es tiempo de ser sexy y hembra. Por más que lo sea, ahora estoy más conectada con mi hija. No llevo ninguna dieta y mi manera de transitar el embarazo es como la de cualquier otra mujer”, contó.

“Voy a ser muy presente como madre; que me vea de mañana y tarde, me reconozca y sienta que me importa. Me imagino relajada, llevando a los hijos a todos lados, haciéndolos adaptables y sociales. Independientes de la madre, porque quiero hijos con fuerza personal y no sobreprotegidos. Pedagógica, compinche, muy lúdica y muy sincera, porque no me gusta inventarles a los chicos. Quiero que aprendan a disfrutar la vida sin complejos ni pudores y que sean chanchos con la comida. Quiero que mis hijos sean personas intensas”, manifestó.

Tamaño texto
Comentarios