Maratón del Bicentenario: llegar fue sinónimo de triunfo

Miles de personas participaron de la prueba que unió la capital tucumana con Yerba Buena

18 Jul 2016
Luego de la Maratón del Bicentenario la plaza Independencia fue “invadida” por ganadores. Fueron cientos que llegaron felices y festejaron a su manera. Más allá de las planillas oficiales que reflejan las primera posiciones de cada categoría, todos los que participaron sentían que tenía motivos para festejar sin importar la clasificación.

Cada atleta se sintió ganador y ninguno pudo ocultar ese sentimiento. Como el jujeño Jesús Corimayo que llegó desde la Quebrada de Humahuaca. “Correr 42 kilómetros es un logro muy valioso”, señaló con los anteojos de sol todavía en el rostro. La resolana siempre acompañó a los deportistas. “Nos tocó un día hermoso. Terminé muy bien”, reconoció Corimayo.

Con precisión, la Maratón Bicentenario captó la atención de representantes de 18 provincias. “Los atletas de afuera le dieron un nivel exigente. Desde el principio sabíamos que teníamos que mover las piernas para ganar”, analizó sonriente Arón Quiroga, ganador en los 10 kilómetros. La variedad de provincias se vio en los podios: entre los 10 primeros, sumados damas y caballeros, aparecieron representantes de Salta, Jujuy, Santiago del Estero, La Rioja, San Luis, Buenos Aires, Chubut y Catamarca.

Misiones no figura en esa lista de elite de la prueba que unió a la capital tucumana con Yerba Buena. Pero Aníbal Antonio Vidal se encargó de colocarla en el mapa que se dibujó en el principal paseo tucumano. “Vengo de San Vicente, a 1.200 kilómetros, y estoy muy orgulloso”, dijo emocionado el corredor de Veteranos B que por primera vez completaba la distancia. Su remera naranja que identifica al grupo “Buena Madera” lo destacó en el arco de llegada ubicado sobre calle Laprida.

El cardiólogo misionero podría haberle dado un consejo a Alfredo Sayavedra, que minutos después cumplía su meta. “Tuve tres caídas”, reveló mientras Juan Pablo Juárez lo custodiaba luego de haberlo socorrido. “En el Monumento del Bicentenario empecé con contracturas. Entrené durante tres meses. Sólo quería terminar y darme el gusto”, sostuvo Sayavedra que como otros miles que llegaron del norte y desde el sur del país lograron su triunfo personal.

“A la mañana no me conocía nadie y ahora todos quieren una foto”, comentó Pedro Luis Gómez sobre el “efecto ganador” que provocó la carrera. “Nadie sabía que era de acá. Vivo en Córdoba, pero nací en Los Arroyos, en Alberdi”, le comentó el atleta a LG Deportiva.

Hace unos siete años Gómez no tenía trabajo y decidió irse a la provincia mediterránea. “Me presentaron el atletismo en Córdoba, de grande, con 22 años. Vi que podía andar bien”, rememoró el ganador de $11.000.

Gómez remarcó que su fuerte no es la distancia de 42 kilómetros; se siente más cómodo en los 10K y la media maratón. “Empecé a correr este año en 42 y en la maratón Bicentenario establecí mi mejor marca personal”, explicó. Rafael Lencina, ganador de la Maratón de las Islas Malvinas, lo escoltó. El atleta de Raco no estaba al 100 por ciento físicamente y con el jujeño Jorge Daniel Lazcano, que completó el podio, quedaron lejos del ganador.

“El circuito fue bastante lindo. Fue un recorrido diferente a los de Córdoba donde son mucho más duros. Nunca corrí en Tucumán. En esta maratón el trazado se caracterizó por ser rápido”, opinó el ganador.

La ganadora en la general de damas fue sincera. Karina Neipan sintió el rigor del circuito de 42 kilómetros que se extendió desde San Miguel de Tucumán hasta Yerba Buena. “Fue una carrera distinta para mí porque hace tiempo que no corría con tantas subidas”, explicó la atleta que llegó desde Chubut patrocinada por su provincia.

“Fue difícil, pero por los lugares por donde fuimos eran hermosos. Es una maratón para tenerla en cuenta y recomendarla”, explicó la corredora haciéndose eco del anuncio que las autoridades hacían por los altoparlantes sobre la edición 2017.

Su victoria fue contundente y demostró la calidad que le permitió dar la marca olímpica para Londres 2012, Juego al que finalmente accedió María Peralta al superar la marca de la patagónica.

La local María Ovejero y la chaqueña Claudia Villaboa la escoltaron. “Salí desde el principio a hacer mi carrera y a partir del kilómetro 2 empecé a hacer la diferencia”, sintetizó Neipan su estrategia. La ganadora destacó el esfuerzo de su escolta. “Sabía que es una atleta excelente. Es una valiente total porque pese a que es especialista en corta distancia se animó a los 42 kilómetros”, indicó.

Comentarios