La Iglesia hizo mea culpa por los casos de corrupción que involucran a sus integrantes - LA GACETA Tucumán

La Iglesia hizo mea culpa por los casos de corrupción que involucran a sus integrantes

El Episcopado emitió un comunicado en el contexto de la investigación al ex secretario de Obras Públicas. Habría un fallecido arzobispo involucrado.

02 Jul 2016
1

BUENOS AIRES.- La Conferencia Episcopal Argentina (CEA) hizo hoy un mea culpa por los posibles actos de corrupción que involucran a integrantes de la Iglesia y renovó su compromiso de colaborar con la justicia para esclarecer la verdad de los hechos.

La comisión ejecutiva de la CEA, que preside monseñor José María Arancedo, difundió hoy un comunicado en el contexto de la investigación judicial por el caso del ex funcionario kirchnerista José López, quien intentó ocultar casi 9 millones de dólares en un monasterio de General Rodríguez, y que al parecer involucran al fallecido arzobispo Rubén Di Monte.

"Lo que ha tomado estado público nos lleva a hacer un sincero examen de conciencia a la luz del Año de la Misericordia que estamos celebrando en la Iglesia católica. A nosotros nos interpela de una manera directa y también lo deseamos, para bien del pueblo de la Nación, que este mensaje llegue a todas las personas promotoras o cómplices de los delitos de corrupción", sostuvo.

Los obispos de la mesa ejecutiva manifestaron su "rechazo ante cualquier acto de corrupción, público o privado, pero de manera particular a los que involucren a miembros de la Iglesia, que por su misión y servicio, debieran ser testigos íntegros del Evangelio que predicamos".

"Alentamos a la colaboración sincera para el esclarecimiento de las denuncias y reiteramos que 'en este campo es fundamental que el Poder Judicial se mantenga independiente de las presiones de cualquier poder y se sujete sólo al imperio de la verdad y la justicia'", subrayaron citando un documento reciente del Episcopado.

Hace dos semanas, López fue capturado en el monasterio de Nuestra Señora del Rosario de Fátima, en la ciudad bonaerense de General Rodríguez, mientras intentaba ocultar en el establecimiento religioso los bolsos con los fajos de dólares -más de ocho millones- y joyas.


Comentarios