Andrea Rincón: “temía las críticas, pero en lugar de eso me felicitan”

La vedette es una de las sorpresas de “La leona”, pero además se luce en teatro, en la calle Corrientes. Un nuevo y mejor presente.

PERSONAJE. En el teatro, Rincón es Lucía, una mujer libre e impulsiva. infobae.com PERSONAJE. En el teatro, Rincón es Lucía, una mujer libre e impulsiva. infobae.com
03 Febrero 2016
Andrea Rincón disfruta de su presente como actriz con mucho trabajo. Por un lado, encarna a Carla Fiorito, una de las trabajadoras de la tira “La leona”, que lucha por superarse a través del estudio en medio de condiciones laborales hostiles. Por otro, protagoniza junto con Alejo Ortiz la obra “Mi vida con Lucía”, una comedia romántica de Ray Cooney y Gene Stone, en la emblemática calle Corrientes.

Rincón se hizo conocida luego de participar de “Gran Hermano 5”, en 2007, y entonces su futuro laboral parecía destinado a las plumas, al teatro de revistas y a los escándalos mediáticos. Sin embargo, en la novela protagonizada por Nancy Dupláa y Pablo Echarri se la ve fresca y espontánea para dar vida a una trabajadora recién llegada a la fábrica textil, epicentro de la trama, enamorada -aunque no correspondida- de Rodrigo, un operario torturado por un fracaso sentimental a cargo de Marco Antonio Caponi.

“Me encantó el papel de Carlita. Cuando me llamaron de la productora me dijeron que habían pensado en mí para interpretarla, pero igual tuve que dar una prueba. Una vez que me confirmaron en el papel tenía miedo de las críticas, pero en lugar de eso me felicitaron. Fue genial compartir trabajo con actores tan grossos y buena gente”, señaló en una charla con la agencia Télam acerca de la ficción que terminó de rodarse en 2015.

En teatro

“Mi vida con Lucía”, dirigida por Adrián Venagli, cuenta la historia de Tomás, un caballero cómodamente instalado en su rutina de obsesiones y manías en cuya vida irrumpe Lucía, un vendaval impulsivo y desenfadado, embarazada de nueve meses. “La estrené el año pasado con Ivo Cutzarida, aunque ahora es una comedia bastante distinta. Yo me siento más tranquila, la voy pasando mejor a medida que corren las funciones, y la gente se va de la sala contenta”, reconoció.

“Encima estoy con Alejo, un actorazo y gran compañero. La pasamos muy bien juntos y se nota en el escenario: hay buena química que nos ayuda a mostrar las diferencias entre los personajes. Él hace de un hombre lleno de manías, mi Lucía es más mandada, pero los dos en el fondo quieren lo mismo, querer y ser queridos. Lo que me pone bien es que la obra habla de algo que nos pasa con el amor. No importa la edad ni de dónde vengas, provoca miedo, asusta”, evaluó. Ortiz reforzó sus dichos: “habla del miedo a sentir. Mi personaje, lleno de obsesiones, intenta resistirse, pero cuando ella aparece, sus días van cambiando el tono”.

Si bien ambos actores están concentrados en la obra, Andrea tiene proyectos a confirmar. Uno de ellos está ligado al cine, con una película sobre la historia del fútbol. Mientras tanto, aguarda el estreno en el país del filme boliviano “El cuarto”, producido por los hermanos Juan Pablo y Roberto Milán, en el que encarna a una mujer sufrida y que incluye escenas calientes.

Tamaño texto
Comentarios
Comentarios