Ballini, un viejo conocido de la casa - LA GACETA Tucumán

Ballini, un viejo conocido de la casa

El volante, que jugó en la temporada 2012/13, volvió a sumarse a las filas del “decano”.

26 Ene 2016
1

CON MARCA Y GOL. Ballini, que espera por Rodríguez que domina el balón, se sumó ayer a las práctica del “decano”, al igual que Ignacio Canuto (al fondo). “Bayo” anotó el tanto de la victoria de los suplentes. la gaceta / foto de María Silvia Granara

Cuenta que cuando lo llamaron, después de una breve conversación y de dar el sí, no tuvo ni tiempo de armar una valija. Atlético lo necesitaba cuanto antes, así que Matías Ballini se vino prácticamente con lo puesto. De Campana a Buenos Aires sin escalas, y de Buenos Aires a Tucumán igual.

Fue tan rápida su llegada que el paso siguiente tardó casi una vida: la firma de su contrato. Del sábado pasó hasta ayer. Cuestiones burocráticas que, al fin y al cabo fueron resueltas, demoraron el trámite. “Bayo” fue a entrenarse ayer ya y, claro, a buscar ganarse un lugar entre los titulares de Juan Manuel Azconzábal.

Su debut fue promisorio. En el 11 contra 11 jugado en el complejo, el volante central, con pasado reciente en Colón, sentenció a los titulares con la única conquista del partido. Ballini tiene gol, puede decirse. Es una faceta extraña años pasados. “Naaaa, no tengo gol, sólo tuve suerte, ja. ‘Laucha’ salió mal y yo la metí de casualidad, ja”, se disculpa por el “error” el medio, entre risas. Siendo un viejo hombre de la casa, su regreso al predio de Ojo de Agua no pasó desapercibido. Juega con ventaja por conocer a quienes trabajan desde hace años en el “decano”.

“Los nuevos que llegamos tenemos el deber de integrarnos rápido a un equipo ganador que viene de ascender. Es algo muy lindo estar acá”, confiesa, quien hace tres años y medio partió, luego de quedarse con el sabor amargo de no haber podido lograr el salto a la Primera División con Atlético. Ahora volvió estando el equipo en la máxima categoría para encarar un torneo de transición que no será nada sencillo. “Por decirlo de alguna manera, tenemos la obligación de arrancar bien un torneo corto en el que no tenés el tiempo de los torneos largos para acomodarte. Es arrancar con el pie derecho y ensamblarte rápido. Es la obligación de los tiempos, que son otros. Atlético tiene futbolistas para lograrlo”, asegura Ballini, un enemigo de la fama personal.

“Los 11 que salen en la cancha se tienen que sacrificar, los que están en el banco y los que se quedaron afuera, también. En un grupo bien formado y unido, como considero será este, no hay tiempo para pensar en uno mismo. Todos deben tirar para el mismo lado”, explica Ballini, que vuelve a toparse con el reciente recuerdo del gol que le dio el triunfo a los suplentes en la práctica. “Ojalá que en el torneo los pueda hacer. Sería muy lindo hacer uno por los puntos, ja, ja, ja”, señaló.
Comentarios