La “Piedra Pintada”, sitio arqueológico en riesgo - LA GACETA Tucumán

La “Piedra Pintada”, sitio arqueológico en riesgo

23 Nov 2015
1

PROTECCIÓN PRECARIA. La “Piedra “Pintada” es un atractor turístico en San Pedro de Colalao, y debe ser preservada, afirman expertos en patrimonio. foto ente cultural tucuman

“Imaginá un mundo sin periódicos, celulares ni internet. ¿Cómo te comunicarías con tu familia, y amigos, cómo compartirías información y conocimientos? Esa es tal vez una de las razones por la que las sociedades del pasado grabaron o pintaron las paredes rocosas en distintas partes del Noroeste Argentino, en particular, y en la mayor parte del mundo, en general”, afirma Mariano Corbalán. Y un clásico de la región- añade- es la “Piedra Pintada”. Arqueólogo de la UNT y del Ente Cultural de Tucumán, el experto está preocupado por el futuro de este sitio arqueológico ubicado en el paraje de La Ovejería, a nueve kilómetros de la villa de San Pedro de Colalao, dentro de la eco-región de las Yungas tucumanas.

La “Piedra Pintada” consiste en un bloque rocoso que alcanza los cuatro metros de largo y 1,6 m de altura, que presenta numerosas representaciones grabadas donde se destacan las figuras con rasgos humanos portando adornos cefálicos, rasgos faciales diferenciados y atuendos; aunque Corbalán destaca que también la naturaleza quedó plasmada a través de motivos de animales como llamas, zorros, aves, serpientes e insectos como chicharras y luciérnagas. “Algunos motivos pueden resultarnos extraños pero no por eso debemos pensar que fueron realizados por extraterrestres, tal como suele hacerse en otros casos”, advierte; y desestima así versiones sobre “artistas” venidos de otros mundos. “La Piedra Pintada fue un sistema gráfico de comunicación que representa aspectos de la manera de pensar y entender el mundo de las poblaciones prehispánicas, de sus relaciones sociales y con el medio ambiente en el cual se desarrollaron. Seguramente tuvo un sentido, una función particular y un tiempo determinado, pero su significado y antigüedad son temas que continúan siendo investigados, ya que conocer lo que realmente quisieron representar no es una tarea sencilla. Hay que tener en cuenta que el mundo está cambiando y también nuestra forma de observarlo y entenderlo”, dijo el arqueólogo a LA GACETA.

Sin embargo, enfatizó que desde el Ente Cultural están preocupados por su rápido deterioro. Y ello ocurre, aseguró, “debido al mal comportamiento de algunos visitantes que, a través de grafitis, del rayado de los motivos y rotura intencional de la roca, están provocando la pérdida de un patrimonio invaluable e insustituible”.

- ¿ Cuál es la historia que se ha podido reconstruir de la “¨Piedra Pintada”?

- La Piedra Pintada, como tantos otros sitios arqueológicos, es una herencia o legado cultural que nos otorga identidad a cada uno de los ciudadanos, pueblos y comunidades del territorio tucumano, por lo que su conservación es un tema prioritario en el que debemos comprometernos y así garantizar su preservación para las futuras generaciones. Fue registrada por primera vez a finales del siglo XIX; y desde entonces ha sido objeto de interés de varios investigadores, que propusieron diferentes interpretaciones en relación a su posible función y significado. Las distintas interpretaciones sobre la Piedra se enriquecen y complementan día a día gracias a los aportes de nuevas investigaciones.

- ¿ Qué dicen esos aportes?

- Los primeros estudiosos que visitaron la zona la consideraron un lugar sagrado que habría sido utilizado por los Incas para la veneración del sol -o inti- a través de sacrificios humanos o animales. Posteriormente, teniendo en cuenta su forma, ubicación y características de las figuras representadas, se pensó que fue un centro astronómico donde se realizaba el cálculo de equinoccios y solsticios. Recientemente, las últimas investigaciones realizadas sostienen que la Piedra Pintada estaría relacionada con la demarcación de sendas o caminos que permitían el acceso e intercambio de productos e ideas con las poblaciones ubicadas en los Valles Calchaquíes. Actualmente la Piedra Pintada es parte del patrimonio cultural de todos los tucumanos, ya que no sólo es uno de los puntos de referencia para los turistas e investigadores que visitan San Pedro sino también es considerado un lugar sagrado para la Comunidad Indio Colalao. La apacheta construida en el predio es el punto de referencia donde se realizan las ofrendas a la Pachamama buscando obtener su protección y apoyo para los trabajos que se realizarán durante el ciclo que se inicia. Asimismo el estado provincial ha avanzado en su protección ya que desde el año 2012 la Piedra Pintada fue declarada de Interés Cultural Patrimonial de la Provincia por Resolución 3020/01 y 4498/01 del Ente Cultural de Tucumán.

Qué dicen en Turismo

Ante una consulta de LA GACETA sobre el estado de ese sitio arqueológico, el titular del Ente de Turismo de la Provincia,. Sebastián Gobellima, remarcó que la “Piedra Pintada” “es jurisdicción” del Ente de Cultura. Pero que, no obstante, entre las acciones previstas en el marco de la temporada de verano 2016 para San Pedro de Colalao está el trabajo conjunto con Cultura y con la comuna para la delimitación y recuperación de cartelería revalorizando el entorno, para su preservación; y anticipó que, entre otras iniciativas, se está “en conversaciones” con un artesano de la zona para que la ejecución de una réplica de la piedra, a la que se instalaría en un soporte metálico, para proteger la pieza original, sin que se pierda la interacción entre la gente y ese símbolo de la cultura precolombina.

Comentarios