El Gobierno de Mali impuso el toque de queda

En el operativo rescate de los rehenes en el hotel del capital del país participaron tropas malienses, francesas y también estadounidenses.

BAMAKO. Soldados malienses patrullan las calles de la capital, tras el ataque de un grupo yihadista al hotel Radisson. reuters BAMAKO. Soldados malienses patrullan las calles de la capital, tras el ataque de un grupo yihadista al hotel Radisson. reuters
21 Noviembre 2015
BAMAKO.- El Gobierno de Mali está buscando a los cómplices de los dos hombres que el viernes atacaron un hotel de lujo en la capital del país. Las autoridades creen que los dos terroristas, que murieron durante el ataque, no actuaron solos. En la toma de rehenes murieron 21 personas, entre ellos los dos agresores, confirmó el presidente Ibramim Boubacar Keita en la televisión nacional. Muchas de las víctimas son extranjeras.

“No podemos afirmar con seguridad quién cometió el ataque. La investigación está en marcha”, dijo el ministro de Seguridad Interior, Salif Traore, en una rueda de prensa en Bamako.

Dos grupos islamistas ligados a la red terrorista Al Qaeda se han responsabilizado del ataque. El Gobierno de Francia señaló como autor al argelino Mokhtar Belmokhtar, un veterano de Al Qaeda que está considerado el líder de la red terrorista en el norte de África.

El ministro Traore dio por concluida la misión de las fuerzas especiales en el hotel Radisson Blue, donde se produjo la toma de rehenes. No obstante, la zona alrededor del hotel sigue acordonada, mientras el Ministerio de Justicia prosigue con la identificación de los cadáveres. Seis rusos murieron en el ataque, según el Ministerio del Exterior en Moscú. Las víctimas son trabajadores de la aerolínea Volga-Dnyepr, dedicada al servicio de paquetería. Otros seis rusos fueron liberados.

El ministro belga del Exterior, Didier Reynders, dijo que entre los fallecidos hay dos ciudadanos belgas. Además, al menos tres chinos y una estadounidense murieron en el ataque. Según la empresa administradora del hotel, en el momento del ataque se encontraban 170 personas en el hotel, que dispone de 190 habitaciones y que posteriormente fue asaltado por las fuerzas se de seguridad malienses y unidades especiales francesas y estadounidenses. Francia tiene desplegados 3.500 soldados en el norte de Mali. Estado sin litoral marítimo, estuvo bajo el control de Francia, pasando a formar parte del Sudán francés. En 1960 consiguió su independencia junto con Senegal.

El Ministerio de Justicia informó que fueron liberados 105 rehenes. Otros 40 pudieron escapar durante el ataque. El Gobierno de Mali impuso el toque de queda en todo el país, que estará en vigor durante diez días. Además se han decretado tres días de duelo y el lunes se celebrarán funerales de Estado.

El presidente estadounidense, Barack Obama, condenó el ataque y aseguró que sólo sirve para reafirmar la determinación de la comunidad internacional de luchar contra el terrorismo.

Obama explicó que las tropas francesas y estadounidenses desplegadas en Mali para tareas de formación apoyaron a las fuerzas malienses para repeler el ataque del viernes. “Estamos del lado de la población de Mali, que quiere limpiar el país de terroristas y fortalecer la democracia”, afirmó el presidente estadounidense. (DPA-Reuters-especial)

Comentarios