Luego de 54 años reabrió la embajada de Estados Unidos en Cuba

La delegación estuvo encabezada por el secretario de Estado John Kerry.

14 Ago 2015
1

PREPARATIVOS. El edificio fue reacondicionado hasta último momento antes de la reapertura de la sede diplomática. REUTERS

LA HABANA, Cuba.- El secretario de Estado de EEUU, John Kerry, presidió hoy la histórica reapertura de la embajada estadounidense en Cuba y la ceremonia de izamiento de la bandera norteamericana, dejando así atrás 54 años de hostilidades y quiebre de relaciones entre ambos países.

Kerry aterrizó directamente desde Washington con una comitiva integrada por la encargada para la región y quien lideró las negociaciones para reanudar las relaciones con el gobierno cubano, Roberta Jacobson; el secretario Adjunto del Departamento de Comercio, Bruce Andrews; su par en el Tesoro, Sarah Bloom-Raskin, y un grupo de senadores y legisladores demócratas y republicanos, entre otros, detalló Télam.

El encargado de la embajada en La Habana, Jeffrey DeLaurentis, le dio la bienvenida a los invitados y luego el poeta estadounidense descendiente de cubanos Richard Blanco recitó un poema titulado Cosas del Mar.

En un discurso, en el que pronunció algunas palabras en español, Kerry dio la bienvenida a una nueva era de relaciones entre ambos países como "ya no como enemigos ni rivales, sino como vecinos" en la que "no hay nada que temer".

"Estamos convencidos de que el pueblo de Cuba se hubiese servido mejor con una democracia genuina para poder expresar sus ideas, escoger a sus líderes, practicar su credo", dijo Kerry, el primer secretario de Estado de Estados Unidos en visitar Cuba en los últimos 70 años, destacó Reuters.

Con ese acto, Kerry oficializó la reanudación de las relaciones entre los dos países, en marcha desde el 20 de julio último, cuando su par cubano, Bruno Rodríguez, viajó a Washington para la reapertura de la embajada en la capital norteamericana.

El primer secretario de Estado en pisar suelo cubano en 70 años incluyó en su único día de actividades en La Habana un encuentro junto a su par sueco, Didier Burkhalter, quien representa al país que jugó el rol de mediador durante los años de distanciamento entre Washington y la isla, y otro con el arzobispo de La Habana, cardenal Jaime Ortega Alamino.

En horas de la tarde, el Secretario de Estado finalizará su agenda en la residencia del jefe de la misión norteamericana, Jeffrey DeLaurentis, donde participará de la ceremonia de izado de la bandera de las barras y las estrellas, seguido de una recepción a la que se espera acudan miembros de la sociedad civil, representantes de la disidencia cubana, artistas y diplomáticos.

El canciller de la administración de Barack Obama dejó saber a su vez que podría realizar un alto a sus actividades y en algún momento del día dar un paseo espontáneo por La Habana Vieja.

En las primeras horas de la noche Kerry y la comitiva que lo acompaña emprenderá el regreso a los Estados Unidos.

Comentarios