Bussi denuncia que Gladys fue nombrada en el municipio para cantar en los actos de Cano y Amaya

Según el legislador y candidato a gobernador por FR, la cantante tiene rango de subsecretaria. Recordó el “caso Mirra”.

18 Jul 2015
1

Sobre el escenario y para el mundo de la música, ella es Gladys, “La Bomba Tucumana”, la voz que inmortalizó la cumbia La pollera amarilla. Pero desde el lunes pasado, Gladys Nelly del Carmen Jiménez se sumó formalmente a la escena política. Así lo reveló el legislador Ricardo Bussi, candidato a gobernador por Fuerza Republicana (FR).

Según el opositor, la artista “fue nombrada como asesora, con rango de subsecretaria, en la Municipalidad de San Miguel de Tucuman”. Bussi, citando el decreto municipal 2.345 -firmado el 13 de julio pasado-, denunció que la contratación de Gladys forma parte de una maniobra irregular de campaña por parte del intendente Domingo Amaya (postulante a vicegobernador de José Cano en el Acuerdo para el Bicentenario) y del secretario de Gobierno Germán Alfaro (aspirante a jefe municipal capitalino por el frente opositor). “Evidentemente, Amaya, su álter rego Alfaro y el radical Cano están decididos a hacer campaña con el bolsillo de la gente. ‘La Bomba’, canta en todos los actos de Cano y Amaya”, acusó el legislador. Y agregó: “esto me hace acordar al gobernador (José Alperovich), que hacía nombrar a los parientes de Marianela Mirra en las oficinas de Concejo Deliberante de Yerba Buena. Esta situación da cuenta de que el peronismo puede volverse viejo, pero no pierde las mañas, sea que esté detrás de (el candidato a gobernador oficialista Juan) Manzur o detrás de Cano”.

Cerca del mediodía, luego de que LA GACETA.com difundiera la denuncia de Bussi, Gladys brindó una conferencia de prensa en la que expresó su “alegría” por haberse sumado al equipo de Amaya, de Alfaro y de Cano. “Soy asesora en el área de Cultura, pero voy a hacer más que eso”, dijo la cantante, que actuó en el cumpleaños 50 de Cano el miércoles pasado. Y negó las acusaciones de Bussi. “Los quiero tanto (a Amaya y Alfaro) que casi nunca les cobré. Tengo todo en regla como debe ser. Yo no soy una candidata que está investigada por enriquecimiento ilícito y quiere ser gobernador. Soy una simple ciudadana, una laburante, una chica pobre que me costó todo en la vida. Y tengo mis ideales, soy dueña de acompañar. Hoy elijo a Amaya, Alfaro y Cano”, afirmó Gladys.

Comentarios